Internacionales

Premio Nobel de Economía calificó como terrible el acuerdo con los fondos buitres

El investigador argentino y ganador del Premio Nobel de Economía en 2001, Joseph Stiglitz, y el economista, Martín Guzmán, calificaron como una noticia terrible para el mundo la aprobación del acuerdo entre el Gobierno de Mauricio Macri y los fondos buitres.

"La resolución del juicio más complejo de la historia entre un país, Argentina, y sus acreedores, los fondos buitre, es una noticia excelente para un grupo de inversores muy bien conectados y terrible para el resto del mundo, especialmente, aquellos países que enfrenten crisis de deuda en el futuro", advirtió Stiglitz en un artículo de The New York Times, citado por Página 12.

Para ambos economistas, el pago a los fondos buitre pone en riesgo futuros procesos de reestructuración de deuda soberana, "pues implicará un precio muy elevado para el sistema financiero internacional ya que alentará a otros fondos a convertirse en holdouts volviendo virtualmente imposibles la reestructuraciones de deuda", explican los profesores de la universidad de Columbia en Estados Unidos.

En este sentido, instaron a retomar la discusión ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los nueve principios básicos de reestructuraciones de deuda soberana, aprobados por este organismo internacional en septiembre de 2015, y avanzar en el diseño de un marco internacional que regule estos procesos.

De acuerdo con Guzmán y Stiglitz, estos nueve principios básicos fortalecieron la línea de defensa de los países y sus acreedores genuinos contra el panorama incierto que existe en materia de resolución sustentable de las crisis de deuda, agrega Página 12.

Se trata de una serie de postulados, impulsados por la nación suramericana, los miembros del G77 y China, cuyo objetivo es crear un marco jurídico global que permita establecer una normativa clara para resolver los problemas asociados al endeudamiento excesivo, a fin de restringir el margen de maniobra para los fondos buitres.

Dicha propuesta se aprobó con 136 votos a favor, 6 negativos y 41 abstenciones. Entre el bloque opositor destacan Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Alemania, Israel y Canadá, a quienes no les resulta efectiva la aplicación de estos principios, ya que representan las principales jurisdicciones para la colocación de deuda soberana.

El pacto entre el Gobierno argentino y los fondos buitre fue aprobado el pasado miércoles, tras conseguir el apoyo de la mayor parte del Senado y del Parlamento.

Este acuerdo obliga a la nación suramericana a contraer una deuda entre 12 y 15 billones de dólares, la más alta en las últimas dos décadas para un país de América Latina.

La aprobación de este tratado significa la entrega de casi la mitad de las reservas internacionales de Argentina a los especuladores internacionales, entre ellos cinco nuevos bonistas, que obtendrán hasta un 1.000% de ganancias, refiere Telesur.

Asimismo, representa el fin de la lucha de más de 14 años que el kirchnernismo emprendió en contra de estos pequeños grupos de acreedores, que buscan aprovecharse de las coyunturas económicas del país para su enriquecimiento.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button