Política

Medios de la derecha atacan el Diálogo Nacional

Gobierno y oposición acordaron, además, realizar un segundo encuentro el 11 de noviembre en el que presentarían los resultados de las referidas mesas, como un paso clave para iniciar el diálogo de manera formal

Luego de la extensa reunión sostenida el domingo 30 de octubre, que culminó en horas de la madrugada del lunes 31, entre representantes del Gobierno y la oposición, en la búsqueda de un diálogo constructivo que permita lograr soluciones a los problemas del país, los participantes decidieron instalar cuatro mesas de trabajo en las que se abordarían las distintas propuestas de las partes en conflicto.

Gobierno y oposición acordaron, además, realizar un segundo encuentro el 11 de noviembre en el que presentarían los resultados de las referidas mesas, como un paso clave para iniciar el diálogo de manera formal.

A partir de ese momento se ha manifestado la buena voluntad en llegar a acuerdos que permitan alcanzar la distensión política, la reiteración del presidente de la República, Nicolás Maduro, de llamar a un diálogo a los sectores que lo adversan, y el compromiso como facilitadores de los expresidentes Ernesto Samper, Martín Torrijos, Leonel Fernández y José Luis Rodríguez Zapatero, reforzado con el enviado especial del Vaticano en calidad de mediador.

No obstante ello, algunos medios de comunicación ligados a la derecha, entre ellos El Nacional, Tal Cual, El Nuevo País, sumados a algunos portales web también opositores al Gobierno, como La Patilla, Caraota Digital y Sumarium, iniciaron una campaña para, por un lado, minimizar la importancia de estos encuentros, y por el otro, manipular la información mediante la publicación, en su mayoría, de las opiniones y puntos de vista de la dirigencia opositora, principalmente los más radicales y reacios a que se logre un clima de paz.

 LA POLÍTICA DE EL NUEVO PAÍS

Uno de los medios que más se ha afincado en generar el escepticismo en la opinión pública en cuanto a un posible resultado positivo en las conversaciones es El Nuevo País, propiedad de Rafael Poleo, un empresario ligado desde hace décadas con los partidos del llamado statu quo en Venezuela, principalmente Acción Democrática.

Dos días antes de concretarse la reunión del domingo 30 de octubre, este diario publicó una nota referida al director para América de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, un declarado opositor al gobierno de Maduro, quien envió una carta al papa Francisco ante la posible participación del Vaticano en el proceso de diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición.

“Vivanco instó al Papa a asegurars e de que existan las condiciones adecuadas para que ese diálogo resulte fructífero, además de vaticinar que si no se realiza de forma sincera, produciría una nueva distracción para los venezolanos por parte del gobierno de Maduro que evita medirse electoralmente en las urnas”, reseñó la nota.

En relación con la entrevista realizada por el diario argentino La Nación a monseñor Claudio Celli, enviado especial del Vaticano para participar como acompañante, el referido diario tituló de la siguiente forma: “Monseñor Celli, enviado del Papa: Situación en Venezuela está fea”.

En el contenido de la nota se hace énfasis solo en declaraciones del prelado como “el papa Francisco tomó un riesgo grande, al poner todas sus esperanzas en un diálogo, que a su juicio pudiese fracasar”, o “de no darse un diálogo efectivo entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro, el pueblo de Venezuela es el que va a perder, porque el camino podría ser el de la sangre.

En el portal digital del diario de ayer, la sección política abrió con una entrevista a Freddy Guevara, precisamente uno de los dirigentes opositores negados, junto a su partido Voluntad Popular, a buscar salidas consensuadas.

En la entrevista se resaltan detalles como el siguiente: “El coordinador del partido Voluntad Popular (VP), Freddy Guevara, aseguró que de no obtenerse resultados concretos del diálogo entre el Gobierno y la oposición, se retomará las calles.

 Más adelante se expone la posición de Guevara: “Si nos quedamos quietos y no hacemos nada, probablemente tenga pocos resultados, por el contrario, si hacemos énfasis en que después del 11N, si no hay resultados, se vuelve a retomar el camino del juicio político y las calles hasta que se restituya el hilo constitucional, entonces habrá un cambio en el país”.

LA POSICIÓN DE TAL CUAL

El semanario Tal Cual, fundado y dirigido por el político opositor Teodoro Petkoff, también ha mantenido una política informativa sesgada en cuanto a los detalles que rodean los esfuerzos para el diálogo.

El pasado sábado, el referido medio, en su edición digital, publicó una entrevista a Baltazar Porras, uno de los representantes del ala conservadora y opositora de la Iglesia Católica en Venezuela, en la que emitía sus opiniones sobre este proceso y la participación del Vaticano.

La entrevista fue titulada de la siguiente forma: “Baltazar Porras: en lugar de avanzar estamos retrocediendo en todos los órdenes”.

Al ser consultado sobre su visión del país, el prelado respondió cosas como: “Esto está desdibujado en el país. No existe sino un único poder que manda a los otros poderes y estos obedecen sumisamente. Resultado: falta de equilibrio, se abre el camino del abuso, de la corrupción, y de olvidar que la primera obligación de todo gobernante es servir a las necesidades de la gente”.

La edición digital de ayer, en su sección de política, fue jerarquizada con tres declaraciones sobre el diálogo, todas corespondientes a representantes de la oposición: los gobernadores Henrique Capriles Radonski y Henri Falcón y el diputado de Primero Justicia Tomás Guanipa.

Las declaraciones de Capriles, Falcón y Guanipa fueron tituladas de la siguiente forma: “Henrique Capriles: en Venezuela no ha iniciado el diálogo; Henri Falcón: este 11 no habrá una solución definitiva; Guanipa: si el diálogo no resulta, el gobierno quedará aun más ilegitimado”, respectivamente.

EL NACIONAL EN LA MISMA TÓNICA

La política editorial de El Nacional tampoco escapa a esta tendencia de sembrar el miedo y la desesperanza en el pueblo en los esfuerzos para lograr la paz.

El pasado 4 de noviembre, el diario dirigido por Miguel Henrique Otero publicó un trabajo realizado por la agencia española de noticias EFE, realizado por la periodista argentina María Isabel Sánchez, sobre las etapas previas a la reunión del 11 de noviembre.

A pesar de que uno de los pasos importantes logrados la semana pasada fue la suspensión de la marcha opositora hasta el Palacio de Miraflores, prevista para el pasado jueves, el titular del trabajo de la comunicadora sureña fue redactado de la siguiente forma: “Venezuela termina su semana en frágil tregua”.

En el portal digital del citado medio fue destacada la entrevista del enviado del Vaticano, Claudio Celli, en la que se resaltó con el titular la óptica sesgada del medio opositor: “Enviado del Vaticano a Venezuela: “Si fracasa el diálogo nacional, el camino podría ser el de la sangre”.

Otros portales digitales, como Sumarium.com, también han mantenido una posición subjetiva sobre el tema.

El pasado 4 de noviembre, la aludida página hizo especial énfasis en una entrevista al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en la que el funcionario menospreció los esfuerzos por lograr el diálogo. “La mediación más importante es convencer al Gobierno de que respete la Constitución, no la mediación entre el Gobierno y la oposición”, dijo Almagro al respecto.
 

Maduro cuestionó el sesgo informativo

El presidente de la República, Nicolás Maduro, manifestó el pasado jueves su desacuerdo en la manera como los medios de comunicación ligados a la derecha y a la oposición venezolana han abordado el tema del esfuerzo realizado para entablar un diálogo sincero y productivo con los sectores políticos que lo adversan.

En ese sentido, el Primer Mandatario Nacional expresó que se ha dado un avance significativo, a pesar del sabotaje. “Las mesas de diálogo están trabajando, no será la ultraderecha mayamera que le imponga a Venezuela, a través de los titulares de El Nacional y El Nuevo País, Rafael Poleo y Miguel Enrique Otero, una guerra”, enfatizó al respecto. El jefe del Estado lamentó que estas acciones busquen entorpecer las conversaciones entre el Gobierno y la oposición venezolana a través de las estrategias de imponer un ultimátum al Gobierno Bolivariano. “No será aceptado. No aceptamos ultimátum. No vamos a aceptar que se paren de las mesas de diálogo. El futuro de Venezuela tiene que ser el diálogo, la convivencia y el respeto”, dijo.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button