Internacionales

Israel rechaza investigación sobre asesinato de periodista palestina

La División de Investigación Criminal de la Policía Militar israelí argumenta que la investigación creará rechazo a lo interno de la sociedad

Israel rechaza abrir una investigación sobre la muerte de la periodista palestina Shireen Abu Akleh el pasado 11 de mayo, reveló este jueves el diario Haaretz.

Según el rotativo, Yifat Tomer Yerushalmi, defensora general del Ejército israelí, decidió engavetar el asunto de la investigación con el argumento de que no hay sospecha de delito tras interrogar a los militares.

Asimismo, la División de Investigación Criminal de la Policía Militar israelí argumenta que la investigación creará rechazo a lo interno de la sociedad.

A pesar de que Israel rechaza investigar el asesinato, el informe preliminar de las fuerzas ocupacionistas admite que la reportera pudiera haber fallecido como consecuencia de disparos de los militares israelíes.

En un principio el primer ministro israelí, Naftali Bennett, culpó a milicianos palestinos por su muerte, luego funcionarios de su gabinete, entre ellos el titular de Defensa Benny Gantz, admitieron que desconocen quien le disparó.

El periódico estima que otra de las razones para no realizar la investigación es la feroz oposición de las Fuerzas Armadas a una pesquisa e interrogatorio a los militares.

Posición de Palestina

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Palestina rechazó la posición asumida por Israel y afirmó en un comunicado que no se declara el fundamento jurídico para tomar esta decisión.

Asegura que se están ignorando “decenas de testimonios en vivo, pruebas, resultados de autopsias y otras pruebas de condena al ejército de ocupación”.

Tanto el Gobierno como los partidos palestinos acusaron a Tel Aviv por el nuevo crimen.

La Autoridad Nacional Palestina anunció una investigación e invitó a participar a organizaciones internacionales de derechos humanos.

Asimismo, se negó de forma tajante a una pesquisa conjunta con Israel.

Abu Shireen, de 51 años, fue impactada por una bala en la cabeza mientras reportaba una nueva operación israelí en la ciudad de Jenin, en el norte de la ocupada Cisjordania.

Su muerte provocó una ola de condenas internacionales.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button