Miles exigen en Copacabana la salida de Michel Temer

Este viernes

Miles exigen en Copacabana la salida de Michel Temer

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo.
YVKE Mundial/ Librered

Miles de ciudadanos se volcaron este viernes a la playa de Copacabana para, a escasas horas de la inauguración de los Juegos Olímpicos Río 2016, exigir la salida del presidente en funciones de Brasil, Michel Temer.

Aunque la manifestación fue convocada por los frentes Brasil Popular, Pueblo Sin Miedo y de Izquierda Socialista para las inmediaciones del hotel Copacabana Palace, ya a la salida de la estación del metro Arcoverde, integrantes de Mujeres por la Democracia denunciaban el golpe de Estado en curso en el país.

La gran prensa y una justicia parcial se alinearon al vicepresidente (Temer) en una conspiración para derribar a la Presidenta (Dilma Rousseff) electa de manera democrática por el pueblo brasileño, representado por 54 millones de electores, explica un panfleto distribuido allí.

El documento subraya que, “engañando al pueblo, afirmado que combatían la corrupción, retiraron a una mujer honesta para colocar en su lugar una cuadrilla de hombres blancos, envueltos en todo tipo de robos y estafas”.

Quieren retirar los derechos de los trabajadores y las mujeres; destruir la cultura, la salud y la educación pública, y entregar nuestra tierras y riquezas inerales (al capital extranjero), denuncia el texto antes de advertir que “no podemos dejar que este golpe se consolide”.

Ya junto a a playa de Copacabana, miles de manifestantes coreaban a voz en cuello ÂíFuera, Temer!, a la vez que desplegaban banderas, carteles, telas y las más disímiles iniciativas.

Luzenira, una integrante del Frente Brasil Popular que enarbolaba una imitación de la antorcha olímpica en cuya flama se leía “Fora Temer”, dijo a Prensa Latina que solo la movilización popular podría frenar la total consumación del golpe de Estado, pues según su parecer el Senado Federal no desistiría de apartar definitivamente a Dilma.

Además de exigir la salida del Palacio de Planalto del mandatario interino Michel Temer, a quien tildan de golpista, los manifestantes reclamaban que no haya un derecho menos de los conquistados en los últimos 13 años de gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).

El grito contra el golpe es en legítima defensa, pues el proceso ilegítimo de juicio político (contra Dilma Rousseff) daña la democracia y viola la Constitución, retirando conquistas y lesionando la soberanía nacional, subrayaba el llamamiento a la protesta.

Advertía además que en las últimas semanas los grandes medios se esfuerzan por tratar el impeachment como un hecho consumado, ocultado las movilizaciones que están ocurriendo en el país y la figura de la Presidenta legítima.

Ese esfuerzo -alertaba más adelante- será intensificado en los próximos días, omitiendo la crisis política y económica por la que atraviesa Brasil con una cobertura nacionalista de las Olimpíadas.

Con todo, tenemos conciencia de que es posible revertir la votación (sobre la separación definitiva de Dilma de su cargo) en el Senado, a pesar de la narrativa fatalista de los medios, pues son pocos los votos “que nos separan de la victoria sobre los golpistas”, valoraba el manifiesto.

/N.A

Compartir esta Noticia

Categoria:

Dejanos un comentario