Internacionales

Advierten a EE.UU de las «consecuencias desastrosas» de los insultos a Kim Jong-un

John McCain ha enfurecido a Corea del Norte luego de tachar a su máximo líder, Kim Jong-un, de "niño loco y gordo". A pesar de que esto suscitó una advertencia de "consecuencias desastrosas" por parte de Pionyang, el senador estadounidense reaccionó de forma sencilla.

"¿Qué, acaso querían que lo llamara ‘niño loco y flaco’?", preguntó McCain a través de Twitter, refiriéndose al líder norcoreano, cuyo peso se ha estimado en 125 kilogramos.

Lejos de provocar risas, desde la península coreana calificaron las palabras que McCain había pronunciado hace una semana como "poco menos que una declaración de guerra", refiriéndose también a las acciones que tanto McCain como el legislador estadounidense Ted Cruz han apoyado contra Pionyang.

Por su parte, McCain afirmó que "China es el único país que puede controlar a Kim Jong-un". China, un aliado de Corea del Norte, bloqueó hace pocos meses las búsquedas en Internet de la frase ‘Jin San Pang’, que se traduce como ‘Kim Gordito Tercero’, y previamente lo había hecho con otros insultos al líder norcoreano (el tercero en el linaje de los Kim), como ‘Kim Cerdo Tercero’.

 

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button