Pulgas

 |  Escrito por Zenaida Mercado  |  0

Tener perros y gatos en casa trae como consecuencia esos indeseados visitantes que no sólo afectan a nuestras mascotas, sino también a sus dueños. Además, pueden provocar enfermedades en los animales y en las personas. Por ello, debes impedir que proliferen en el hogar.

Si tu perro tiene una garrapata, ese animal horrible con muchas patas que se engancha en la piel y se va alimentando de su sangre, ellas se suelen ubicar detrás de las orejas, alrededor del ano o en la nuca, donde el pelo las cubre o bien donde el perro no llega a molestarlas.

Categoria: