Clodovaldo Hernández

 |  Escrito por Nelson Algueida  |  0

Un día cualquiera resultó ser que la era estaba pariendo un corazón. Lo que vimos, lo que oímos, se quedó con nosotros para siempre, se convirtió en símbolo. El hombre que dijo “por ahora” irrumpió como protagonista inesperado y el pueblo entero aprovechó la puerta que él abrió para meterse en la historia

Categoria:

Páginas