Culturales

San Benito: El santo negro que se festeja bailando

Por celebrarse en el mes de diciembre San Benito es incluido en gaitas y festividades navideñas

San Benito, también conocido como el Moro, fue hijo de negros esclavos manumisos. Nació hacia 1525 en el pueblo siciliano de San Fratello, y murió a finales del siglo XVI (1589) en la ciudad de Palermo.

En Venezuela su culto se extiende desde el Zulia hasta Trujillo sin saltarse Mérida. Por celebrarse en el mes de diciembre San Benito es incluido en gaitas y festividades navideñas. Este culto inicia el 27 de diciembre y se extiende hasta el 1 de enero.

Los primeros indicios apuntan a que el culto fue introducido por los sacerdotes franciscanos en los años 1600, en las plantaciones y haciendas del Sur del Lago de Maracaibo, como forma para evangelizar a los esclavos africanos que trabajaban en las mismas.

Todo indica que el origen del culto de San Benito en Venezuela se ubica en los alrededores de la población de Bobures, y desde allí se propagó por toda la Cuenca del Lago de Maracaibo y los Andes.

Aunque no se manejan cifras oficiales de sus seguidores, el culto y el fervor a este santo se ha extendido por todo el occidente del país llegando a estados del centro occidente como Lara y Yaracuy, que desde el 27 de diciembre se unen a esta popular celebración.

Los Giros de San Benito

Todo Zulia Twitter पर: "#27Dic Festividad de San Benito de Palermo. ¡¡¡Repican los tambores en los 21 municipios del Estado Zulia!!! https://t.co/IKVlhEUR7G" / Twitter

Como muchas de las tradiciones venezolanas la Fiestas a San Benito se caracterizan por un sincretismo cultural y religioso que mezcla las raíces indígenas, africanas y europeas que componen el folklore venezolano.

La danza ritual conocida como Giros de San Benito, ejecutadas en los andes venezolanos, consiste en bailar alrededor de un palo de cintas, tejiéndolo y destejiéndolo con movimientos graciosos y preciosos. Los giros se hacen ante la imagen en una ceremonia de saludo llamada Danza de Frente, y luego continúan ejecutando otras figuras.

En Mucuchíes los Vasallos de San Benito danzan sin cesar, agitando una maraca con la mano izquierda, entrechocan sus bastones y golpean con ellos el suelo.

En la población del Estado Trujillo la celebración se inicia en diciembre con un rosario cantado, para el cual se coloca la figura del santo junto a los santos del pesebre, si el dueño de la casa le tiene devoción. Luego se realizan tres ceremonias (La Gaita, El Juego de la Botella, La Ofrenda) destinadas a ofrendar al Santo Negro.

San Benito a golpe de tambora

El occidente del país también rinde su tributo al Santo Negro, San Benito de Palermo. Concretamente en el sur del Lago de Maracaibo, estado Zulia, en poblaciones como Gibraltar, Bobures, Palmarito, San José y Santa María, los Chimbángueles o Chimbangles son la forma de expresión por excelencia.

Los Chimbangles están formados por un grupo de ocho personas, tamboreros y los respaldo de un aproximado de 20 Vasallos. Los tambores se clasifican en tambor mayor, medio golpe, respondón, requinta y tambor segundo.

La confección y elaboración de los instrumentos es un oficio que pasa de generación en generación y que ha alcanzado el nivel de arte.

El ritual a San Benito se compone de seis diferentes golpes. Cada uno de ellos posee una conformación rítmica propia y una fenomenología musical que acompañan las distintas fases del ritual.

El culto a San Benito es una muestra de la identidad afrodecendiente y vincula a los venezolanos con sus raíces africanas. Es una de las manifestaciones culturales más complejas de Venezuela y una representación viva de la mezcla que caracteriza al país y lo hace rico en tradiciones.

Fuente: afroamiga.wordpress.com

Al ritmo del tambor celebran a San Benito de Palermo

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button