Nacionales

Ramos Allup: «El tal muerto de la guaya»

Luego del mensaje anual del Presidente Nicolás Maduro ofrecido desde el Hemiciclo Protocolar, el parlamentario de derecha minimizó el drama de las familias de las víctimas fatales de la guarimba y abogó por la liberación de los responsables de la violencia

El diputado adeco Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional, se refirió despectivamente a Elvis Durán, una de las 43 víctimas de las guarimbas violentas desatadas por la oposición en 2014, cuando lo llamó "el tal muerto de la guaya".

Luego del mensaje anual del Presidente Nicolás Maduro ofrecido desde el Hemiciclo Protocolar, el parlamentario de derecha minimizó el drama de las familias de las víctimas fatales de la guarimba y abogó por la liberación de los responsables de la violencia.

Durán murió el 22 de febrero de 2014. Cuando regresaba a su casa en moto, lo degolló un alambre colocado por grupos terroristas de la derecha en la avenida Rómulo Gallegos, municipio Sucre, estado Miranda.

Su padre, Luis Durán, es miembro del Comité de Víctimas que ha denunciado a escala mundial las consecuencias del llamado fascista de la oposición, encabezado por Leopoldo López, quien cumple condena en Ramo Verde por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad, incendio y asociación para delinquir.

Pero para el parlamentario adeco, quien además reivindicó su acto de agravio a las figuras del Libertador Simón Bolívar y el Comandante Hugo Chávez, los responsables de 43 asesinatos y más de 800 heridos son "presos políticos".

Sobre la figura del Libertador, el presidente del Parlamento calificó de "profanación" la investigación científica realizada a los restos del Padre de la Patria para determinar las causas de su muerte y reconstruir su imagen con la más avanzada tecnología.

A juicio del diputado adeco, la investigación pretendía "amulatar el rostro del Libertador". "Para nosotros (la oposición) el rostro del rostro no es lo que alguien diga lo que es el rostro del Libertador", agregó.

Asimismo, despreció la personalidad del Comandante Chávez al calificarla de "mesiánica" e "invasiva", y justificó su gesto de sacar de manera denigrante los cuadros del líder bolivariano del Hemiciclo: "Nadie había colocado la imagen de un presidente vivo o de un presidente muerto", dijo.

Durante su intervención, Ramos Allup también mintió al país al decir que era "la primera vez" que la Revolución llamaba al diálogo, desconociendo que justo después de la guarimbas fue convocado por el presidente Maduro a una conversación en Miraflores, televisada en cadena nacional.

Sobre la Fuerza Armada Bolivariana, el diputado de derecha rechazó su carácter bolivariano y pidió que fuera "sin apellido".

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button