Internacionales

Presidenta Rousseff llama a defender la democracia en Brasil

La mandataria señaló que quien no acata y acepta los resultados de las votaciones, no puede participar en el juego democrático
 

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, convocó  el jueves a sus seguidores a defender la democracia en el país "cueste lo que cueste", esto durante un encuentro con representantes de gremios y 50 movimientos sociales.

Al intervenir en la apertura de la reunión, celebrada en el Palacio de Planalto (sede de la Presidencia), donde asistieron más de mil dirigentes sociales y de sindicatos, Rousseff arremetió contra sectores de oposición derrotados en las urnas e interesados en derrocarla.

"Yo lucho hasta la elección, después respeto el resultado de las elecciones", subrayó al destacar la necesidad de ser tolerantes y respetar al adversario, en clara alusión al senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia, quien vaticinó nuevos comicios este 2015.

La mandataria señaló que quien no acata y acepta los resultados de las votaciones, no puede participar en el juego democrático.

Tras reconocer que Brasil atraviesa por dificultades económicas, aclaró que en enero pasado inició un nuevo mandato de cuatro años para buscar una solución a estos problemas y entregará el país mucho mejor el 31 de diciembre de 2018.

Puntualizó que se adoptan medidas de ajustes y recortes presupuestarios, pero no habrá retrocesos en las conquistas sociales y democráticas alcanzadas en los últimos años, con miras a evitar perjuicios para la población más necesitada.

Durante su intervención la jefa de Estado fue interrumpida varias veces por los participantes, que gritaron consignas a favor de ella y contra todo intento de apartarla de la presidencia.

Varios dirigentes de gremios y grupos sociales hablaron en este encuentro y ratificaron su respaldo al gobierno y a la mandataria, asi como manifestaron la disposición de salir a la calle para defender la democracia.

La presidenta de la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), Carina Vitral, advirtió sobre las pretensiones de la oposición de forzar la destitución de Rousseff en el Congreso, sin acusaciones de peso.

Los partidos de derecha no tienen moral para criticar, ni para querer conducir un cambio en este país, indicó por su parte el líder del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), Guilherme Boulos.

Entre las organizaciones presentes en esta cita figuraron, además de la UNE y el MTST, el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierras, las centrales Única de Trabajadores, y de Trabajadores de Brasil, así como asociaciones del campo y la ciudad.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button