DestacadaNacionales

Parlatino-Venezuela analizó desafíos de clase trabajadora para los próximos años

Con una masiva asistencia de trabajadores de la industria petrolera nacional, este martes se celebró en Caracas la Conferencia: “Como salir del laberinto del intercambio desigual Norte-Sur y los nuevos Desafíos de la Clase Trabajadora”, dictada por Rafael Bautista Segales y organizada por el Grupo Parlamentario Venezolano del Parlamento Latinoamericano (Parlatino-Venezuela).

Durante el evento el presidente del Parlatino-Venezuela, diputado Ángel Rodríguez, destacó la importancia de impartir conocimientos a la clase trabajadora y a toda la población debido a los grandes cambios que se vienen registrando en el mundo y la necesidad de fortalecer las alianzas que permitan allanar caminos que minimicen los efectos de las sanciones imperialistas contra Venezuela.

“En el continente se observa que va a cambiar la correlación de fuerzas en algunos países como Colombia, y eso tendrá consecuencias positivas porque todos los niveles continentales de asociación, como la Celac, el ALBA y el Parlatino, generará niveles de coincidencia política que profundizan la gestión de los parlamentos y los niveles de organización continental”, expresó el diputado.

Afirmó que los cambios en Argentina y México han catapultado la CELAC. Cree que el Parlatino tendrá consecuencias positivas para todo el continente. “El Parlamento Latinoamericano es un escenario ideal para profundizar las alianzas y ser antesala de las reuniones de presidentes de asambleas y congresos para debatir sobre la no agresión al continente y todo un conjunto de iniciativas para enfrentar las políticas erradas que ejecuta EEUU contra nuestras naciones”, señaló.

Riesgos del reseteo de la economía mundial

En su ponencia, Rafael Bautista Segales, filósofo del Estado Plurinacional de Bolivia, resaltó que actualmente existe un reseteo de la economía mundial y se corre el riesgo de que el 1% del mundo, que es el poder detrás del trono, pretenda formatear una realidad a su servicio y eso es algo que nunca ha experimentado la humanidad, solo se tiene la experiencia del derrumbe del imperio romano en los siglos III y IV o el paso que ha hecho posible la época moderna en Europa.

A su juicio, eso sería el fin del mundo para la América, porque para el paso de la modernidad se ha tenido que destruir culturas y civilizaciones, a tal grado que se ha reconfigurado el panorama en el continente de tal forma que, cuando el capitalismo y la etapa mercantil nacen, América es reducida a un cementerio en reconstrucción funcional al nuevo sistema económico que luego es llamado capitalismo.

Segales sostiene que ante cualquier fenómeno esperanzador y utópico que los pueblos abracen no se puede estar ingenuamente creyendo que el mundo sigue siendo el mismo, pues se corre el riesgo de que todo lo que se conozca como mundo deje de existir. “Hoy se pretende imponer un paradigma post industrial donde desaparece la clase trabajadora. Los sujetos protagonistas de las luchas históricas de nuestros pueblos en el fin del siglo XX y principios del XXI ya no son los trabajadores, sino los pueblos indígenas”, puntualizó.

Opina que se debe entender que los trabajadores son provenientes del mundo indígena rural, que vienen empobrecidos a las ciudades a ofrecer, a precio de gallina muerta, su trabajo al sistema económico del capital. Considera que se debe trascender el concepto para comenzar a advertir que esa clase trabajadora es algo más propositivo, antes de quedar sumergido en la lógica del capital. “En estos momentos el sujeto protagónico es el indígena”, apuntó.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button