Internacionales

Papa Francisco aboga por compromiso colectivo para cumplir Acuerdo sobre Cambio Climático

"El trato demandará un compromiso unánime y una generosa implicación por parte de cada uno, con especial atención a las poblaciones más vulnerables", dijo la máxima autoridad del Vaticano, citado en información reseñada en el sitio web de la agencia Prensa Latina.

El Papa Francisco abogó este domingo por un compromiso colectivo para cumplir con el acuerdo de lucha contra el cambio climático, alcanzado por los 195 países que participaron en la 21º Conferencia de las Partes (COP) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC), en París, Francia.

En su mensaje dominical desde la Plaza San Pedro del Vaticano, Roma, el Sumo Pontífice expresó su satisfacción por el pacto y recordó que muchos lo califican de histórico.

"El trato demandará un compromiso unánime y una generosa implicación por parte de cada uno, con especial atención a las poblaciones más vulnerables", dijo la máxima autoridad del Vaticano, citado en información reseñada en el sitio web de la agencia Prensa Latina. 

El Papa también manifestó su deseo de que el principio de la solidaridad prevalezca para que la comunidad internacional siga avanzando en la lucha contra el cambio climático.

Este sábado, delegaciones de los 195 países participantes de la 21º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático aprobaron por unanimidad el primer acuerdo universal de lucha contra el calentamiento global.

En el pacto, las naciones también se comprometen a transitar de manera conjunta hacia una economía baja en carbono.

Este Acuerdo de París, que reemplazará a partir de 2020 al actual Protocolo de Kioto, sienta las bases para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El texto propone limitar el aumento de la temperatura del planeta "muy por debajo de 2º C con respecto a los niveles preindustriales", y "seguir esforzándose por limitar el aumento de la temperatura a 1,5º C".

Se establece que los países industrializados, como responsables históricos del calentamiento global, deberán ayudar financieramente a los países en desarrollo. Las potencias emergentes que lo deseen también podrán hacerlo.

Asimismo, los países se comprometen a controlar mutuamente sus planes de reducción de emisiones, con plazos quinquenales a partir de 2023, a fin de que esas irradiaciones, principales responsables del calentamiento del planeta, dejen de aumentar lo antes posible y luego se reduzcan rápidamente.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button