26 de agosto de 1914 nace Julio Cortázar

26 de agosto de 1914 nace Julio Cortázar

Versión para impresiónSend by emailPDF version

La vida intelectual de América Latina en el Siglo XX se caracterizó con dar al mundo grandes nombres de escritores que han cultivado la poesía, la novela y el cuento, de este último arte narrativo destacaron Jorge Luis Borges, Augusto Monterroso, Gabriel García Márquez y Julio Florencio Cortázar, quienes serán los pilares de la literatura latinoamericana en la era del llamado “boom” latinoamericano.
Julio Florencio Cortázar nació en Bruselas, Bélgica, un 26 de agosto de 1914, de padres argentinos, quienes ejercían cargos diplomáticos en esa ciudad europea.
Cortázar empieza su carrera literaria con un grupo de poemas recogidas y publicadas con el título “Presencia” (1938), pero su experiencia como escritor lo hace como ensayista, enfocando su atención a uno de los autores estadounidenses del Siglo XIX; Edgar Allan Poe, de quien recibirá una fuerte influencia en sus primeros relatos cortos, como la “Casa Tomada”, “El Padre del Vampiro”, "Las Manos que Crecen” y “Circe”.
Este intelectual argentino, aparte de su carrera literaria, empieza a identificarse políticamente con las corrientes ideológicas progresistas, principalmente, dando todo su respaldo a la lucha del sandinismo en Nicaragua y las causas liberadoras en todo el mundo.
Según los que lo conocieron, lo describían como un ser humano afable y cordial, cuya obra dominó toda su vida, siendo su pasión la lectura y la escritura.
En cuanto a su creación literaria, la misma está dominada por el relato corto o el llamado cuento, caracterizada por una sólida demostración de creatividad y fantasía de las circunstancias que rodean a los protagonistas, donde la fantasía ocupa la parte esencial del relato, representado por personajes sencillos, dominados por la melancolía y los sueños, traspasando sus pensamientos y espíritus a otros espacios o universos paralelos, rompiendo los espacios temporales tradicionalmente establecidos.
Las vivencias y los deseos de los personajes terminan en tragedia, con el tema de la muerte siempre rondando a lo largo de la narración y haciéndose presente en el mundo onírico de sus narraciones.
Sus creaciones literarias también abarcaron el ensayo, destacándose sus obras sobre Edgar Allan Poe, del poeta alemán Federico Hordelin, entre otros, grandes escritores del Siglo XIX.
Entre sus obras se destacan: “Los Reyes” (1949),”Bestiario” (1951); “Los Premios” (1960), “Rayuela” (1963); “62/Modelo para Armar” (1968) y “El Libro de Manuel” (1973).
El 12 de febrero de 1984, este gran creador literario, que si bien nació en Europa, siempre expreso su alma latinoamericana en sus escritos, fallece en París, dejando un gran vacío en el ámbito cultural de nuestro continente.