La Vinotinto ante crítico encuentro

La Vinotinto ante crítico encuentro

Versión para impresiónSend by emailPDF version

La selección venezolana asume el crucial desafío contra Ecuador en una de las ediciones más parejas de la eliminatoria sudamericana. Pero lo hace con una cantidad de puntos inédita hasta este entonces. Por primera vez desde la ronda de clasificación al Mundial de 1998, cuando comenzó a jugarse en formato de todos contra todos, la Vinotinto acumula 11 unidades.
Ahora se medirá a uno de los equipos revelación del torneo, pero lo hace en una posición diferente a la vivida en las restantes ediciones.
Ahondar en la evolución Vinotinto, es remitirse a los argumentos que ya todos conocen. Es cierto que la selección venezolana ha evolucionado mucho en lo que va de siglo XXI. Su realidad en la eliminatoria continental así lo comprueba. Transcurrida la primera mitad de la eliminatoria camino a Francia 1998 apenas sumaba un punto, producto del empate contra Chile en Barinas (1996). A esa altura, la selección era dirigida por Rafa Santana.
EVOLUCION VINOTINTO
En la siguiente fase de clasificación a la Copa del Mundo que se disputó en Japón y Corea (2002), la cosecha venezolana había sido de 3 unidades, producto de un triunfo 4-2 sobre Bolivia en San Cristóbal (2000). En ese momento, el timón de la Vinotinto lo llevaba el argentino José Omar Pastoriza, quien saldría después de caer en casa con Ecuador (2-1), en el primer duelo de la segunda vuelta. Aquella fue la última victoria ecuatoriana en suelo venezolano.
El camino a Alemania 2006 estaba lleno de expectativas. Venezuela terminaba con 10 unidades, a sólo dos puntos del quinto lugar que ocupaba Chile. Con el repechaje a la vuelta de la esquina, las unidades venezolanas habían sido sumadas gracias a los triunfos sobre Colombia, Bolivia, Uruguay y un empate en Perú. A pesar de los dolorosos reveses contra Chile y Argentina en casa, 7 de esos 10 puntos se sumaron en condición de visitante. La ilusión del Mundial estaba en el aire. Entonces, la escuadra nacional era dirigida por Richard Páez.
CAMBIOS DE TIMONEL
Ya el camino a Suráfrica 2010 fue más complejo. Hubo cambio de cuerpo técnico después de cuatro fechas. Richard Páez había dejado a la Vinotinto con 6 unidades, producto de dos triunfos, uno en Quito contra Ecuador y otro en San Cristóbal contra Bolivia. Asumió César Farías, quien sumó un empate en Uruguay al debutar. Pero tres reveses consecutivos dejaron a los criollos en una situación crítica. Una segunda vuelta mucho más positiva dejó a la Vinotinto a las puertas de ir a su primera Copa del Mundo.
Hoy, también bajo el mando de Farías, la situación es diferente. Tal y como sucedió en el camino a Francia 98’, Brasil no está en la competición. Entonces el camino a 2014 ha sido una lucha sin cuartel por los mismos cuatro cupos y medio al mundial que se disputará en suelo amazónico. Venezuela está a sólo un punto de la repesca, con 11 unidades, producto de los triunfos sobre Argentina, Bolivia y Paraguay, además de los empates en Colombia y Uruguay. La separación con el cuarto puesto, ese que da un boleto directo a la cita mundial es, también, de un punto.
En el apartado estadístico, la historia ha sido bastante irregular. Venezuela ha vencido a Ecuador en las últimas dos eliminatorias. También ha ido viviendo progresiones en cuanto a la cantidad de unidades sumadas. Pero a tenor de lo visto en este proceso de eliminatorias, es muy difícil predecir lo que puede suceder. Aunque es cierto que la Vinotinto se encuentra en uno de los momentos más positivos de su historia reciente, tanto por el nivel de sus jugadores, como por la confección del calendario. Haciendo efectiva su condición de local en cinco partidos de la segunda vuelta, sería posible soñar con un boleto al Mundial del 2014.