Internacionales

Mercosur continúa siendo el bloque económico y de integración más importante en Suramérica

El Mercado Común del Sur (Mercosur), en nuestros días se ha plagado de contradicciones impulsadas por gobiernos de ultraderecha que buscan cambiar el verdadero espíritu de esta institución, que en vez de continuar en la liberación de América y defender los mecanismos de intregración, pretenden a través de concepciones imperialistas, desnaturalizar y hasta sacar de sus filas a Venezuela, paìs que ha tenido un papel de vital importancia en el fortalecimiento de ideales e inclusión de aspectos sumatorios y asì lograr el bien comùn para nuestros pueblos.

Tal dìa como hoy, un 26 de mayo del año 1991, se crea formalmente el Mercosur, fecha en la que se firmó el Tratado de Asunción, que se traduce en un acuerdo entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, donde, en un principio, existió el programa de liberación comercial, el cual contenía desgravaciones que iban de forma progresivas y lineales, con el fìn de tener la zona libre de comercio a la perfección. Ya para el 31 de diciembre del año 1994,  se le dio la denominación de "período de transición", lo que logrò armonizar las polìticas macroeconòmicas de los paìses miembros.

En las últimas dos décadas el Mercosur, se ha conformado como uno de los bloques económico más importantes en el doble continente americano, con el claro objetivo de promover el libre comercio y circulación de los bienes, capital y ciudadanos entre los países que lo conforman, desarrollando la inclusión y la expanción productiva en diversas áreas de la sociedad.

Además, los países miembros se fijaron otros objetivos también: la realización de una integración política más profunda entre sí y con los países asociados y la profundización de las relaciones culturales. Mercosur tiene como países asociados a Bolivia, Chile, Ecuador, Colombia y Perú. Las lenguas oficiales de la  integración son: el español, el portugués y desde 2009 el guaraní, tal y como lo señala el portal web Gestiopolis.

Actualmente los miembros de la integración económica son Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, lo que dio un griro determinante en los alcances que se han mantenido, gracias a los aportes promovidos por el último país miembro, que persigue la mayor suma de felicidad e inclusiòn no solo de los países miembros, sino los de otros países en el mundo, a través de políticas de diversificación y masificación de la economía, educación, ciencia y tecnología, producción; entre otras.

  

Para Rosas (publicaciòn de 2002) los procesos regionales de América Latina tienen sus raíces en cuatro grandes filosofías integracionistas: el hispanoamericanismo (o iberoamericanismo), el monroismo (o panamericanismo), el bolívarismo (o latinoamericanismo) y la asianización (o japonización). El latinoamericanismo es la base de la Unión Latinoamericana desde la primera mitad del siglo XIX. En el congreso de Panamá (1826) por primera vez, Simón Bolívar expresó la necesidad de la unión de los países recientemente emancipados.

"Durante los últimos 50 años el bolívarismo aparece en casi todas las integraciónes de América Latina como origen histórico-teórico de ellos" señala Rosas, por lo que además destaca puede distinguir tres importantes iniciativas de integraciones a base del bolivarismo, la primera habla de las iniciativas que intentaron realizar una unión latinoamericana en la que participaron casi todos los países o al menos los más grandes países de América Latina: la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALAL), que más tarde se transformó en Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y el Sistema Económico Latinoamericano (SELA).

  

Seguidamente, la segunda línea de desarrollo se refiere a las iniciativas regionales, paralelamente con la construcción del ALALC o después del fracaso de ella. El Mercado Común Centroamericano (MCCA), la CAN y el Mercosur hacen parte de este índole. Se puede mencionar aquí la Alternativa Bolivariana para América (ALBA), como contraposición al ALCA.

La tercera línea de desarrollo en el espacio se refiere a una integración continental: la Unión Suramericana (UNASUR) y el Área de Libre Comercio de América del Sur (ALCSA). Es algo nuevo en las tendencias de integración del subcontinente. En las palabras de GUDYNAS (2006) durante la primera década del tercer milenio se observa un cambio de enfoque de la integración latinoamericana hacia la suramericana.

El Tratado de Asunción

En términos institucionales, el Tratado de Asunción,  preveé la creación de una estructura administrativa transitoria. Por un lado se constituye un Consejo del Mercado Común que está formado por ocho ministros de Estados (dos por país). Por otro lado, se organiza un órgano técnico, el Grupo Mercado Común (GMC), donde las cancillerías son las que conducen el proceso de integración. Además de coordinar las reuniones del Consejo, son ellas las que centralizan los trabajos del órgano ejecutivo del Mercosur, el Grupo Mercado Común, según suscribe la página del Portal Educativo de las Américas.

Señalan también que este Grupo opera a través de subgrupos técnicos organizados en función de las temáticas más relevantes del Mercosur. Este formato administrativo distancia a la institución, en esta etapa de una dinámica supranacional, principalmente teniendo en cuenta que los técnicos del GMC operan en la condición de representantes de los Estados Miembros. La elección de una mecánica decisoria por consenso y no por votación mayoritaria también refuerza el carácter intergubernamental del Mercosur. 





 

Los gobiernos de los cuatro Estados Partes suscribieron el Tratado de Asunción con el propósito de:

  • Acelerar los procesos de desarrollo económico con justicia social en la región, a través de la integración.
  • Crear un Mercado Común que amplíe las actuales dimensiones de sus mercados nacionales, mediante la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países y el establecimiento de un arancel externo común.
  • Lograr una adecuada inserción internacional para los cuatro países mediante la consolidación de un gran espacio económico.
  • Promover el esfuerzo tendiente al desarrollo en forma progresiva de la integración de América Latina, conforme a los objetivos del Tratado de Montevideo del año 1980.
  • Promover el desarrollo científico y tecnológico de los Estados Partes.
  • Modernizar las economías para ampliar la oferta y la calidad de los bienes y servicios disponibles a fin de mejorar las condiciones de vida de las poblaciones

Venezuela y su papel en Mercosur

La adhesión de Venezuela en el año2006 también aumentó el peso internacional del bloque económico y se fortaleció los aspectos políticos dentro del proceso de la integración. El ingreso del país al Mercosur ocurrió paralelamente con los tratados de libre comercio (2006) entre Colombia, Perú y los Estados Unidos. La apertura de los dos países andinos hacia los Estados Unidos debilitó la cohesión de la Comunidad Andina y significó un alejamiento de dicha institución integracionista. 

  

El Comandante Supremo y lìder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, mantuvo enfilado los procesos integracionistas, mientras que el actual presidente Nicolás Maduro, a pesar de recibir la arremetida complocera por los países miembros, quienes comandados por mandatarios de ultraderecha, han querido en múltiples momentos, arrebatar la participación de peso que ejerce Venezuela en una de las economías integracionistas más importantes del siglo XXI en el mundo. 

Mientras tanto, la lucha se ha hecho férrea y constante, Venezuela sigue al pie de lucha por sus derechos y continúa trabajando por mantener la unidad y trabajo por los pueblos dentro de dicha institución. "Yo estoy seguro de que los vamos a derrotar moral, política e institucionalmente porque a Venezuela nadie la saca del Mercosur, somos del Mercosur y seguiremos siendo Mercosur", subrayó el Jefe de Estado durante su programa dominical Contacto con Maduro, el pasado 11 de diciembre de 2016.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button