Regionales

Maturín y Tucupita recibió a la SNIV

 Al ritmo de la Show Band de Maturín llegaron este miércoles los 207 niños de la Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela (SNIV) a la capital del estado Monagas, donde la juventud aguardó la llegada de los pequeños músicos con pancartas de bienvenida que revelaron las ansías por escuchar sus interpretaciones.

La muestra musical, que forma parte del II Seminario-Encuentro de la Gira Sur-Oriente de la SINV, se realizó con alta concurrencia en el Polideportivo de Maturín, un lugar que la tarde de este miércoles se convirtió en escenario del virtuosismo y diversidad interpretativa de los pequeños músicos de la región que reciben el apoyo del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

El inicio de la actividad estuvo dedicado a exaltar la labor que han desarrollado los niños y jóvenes de la Orquesta Warao, quienes destacaron con bailes tradicionales y cantos en su lengua indígena, acompañados por el cuatro y la flauta dulce.

El director de la orquesta, Mauro Guerra, comentó que este tipo de actividades dan un mensaje de inclusión a la población monaguense, así como para la comunidad indígena, que se siente reivindicada y valorada. "Estamos aportando en el rescate de sus tradiciones", añadió.

Continuando con el objetivo de crear un punto de encuentro entre la SINV y sus pares de las regiones, los 150 niños de la Sinfónica Regional de Monagas, provenientes de los 18 núcleos de formación de la entidad, deleitaron al público con Toreadores de Bizet, El Aleluya de Haendel y Gipsy de Isaac Merler.

La energía no mermó en ningún momento de la noche, sobre todo cuando los asistentes brindaron un largo aplauso a los 11 integrantes de la SNIV que dejan en alto al estado Monagas.

En correspondencia al gesto de bienvenida por parte de la show band, el ensamble de percusión de la selección nacional infantil interpretó con gran destreza Invierno; una parte de las Cuatro Estaciones del compositor italiano Antonio Vivaldi.

Cumpliendo con el objetivo de acercar a los niños de la sinfónica nacional y regional, ambas selecciones interpretaron Venezuela, con una carga de patriotismo que se sintió a lo largo de la obra, al estar acompañada por los cuatros y maracas de la SNIV y el Ensamble de Cuatro de Monagas.

La jornada culminó al ritmo del Mambo N°5, instrumentos danzantes y un extenso aplauso por parte del público monaguense.

En la entidad oriental, el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela ha logrado la inclusión de más de 18.000 niños en el mundo de la música, a través de los núcleos en comunidades indígenas y alejadas, y programas como Alma Llanera.

Tucupita, llena de alegría

En horas de la mañana de este miércoles, el Gimnasio Cubierto de Tucupita, estado Delta Amacuro, también se llenó de música, color y tradiciones.

El pueblo Warao se vio representado en la obra preparada por la agrupación Arco Warao, a la que pertenecen más de 40 niños de la comunidad de Pedernales.

Al ritmo tradicional del baile Jokoi Ijiraya, que significa "Sale el Sol", pequeños como Freudi González, de 14 años, mostraron lo aprendido durante meses de ensayos en el núcleo de Pedernales.

"Además de bailar, quiero tocar el violín", expresó Freudi, quien manifestó su disposición de continuar asistiendo al núcleo de formación hasta que pueda aprender a tocar el instrumento que anhela.

Por su parte, Eddy Ríos, de 13 años y también miembro del núcleo, se mostró muy contento por el baile de este miércoles y dijo que en la próxima oportunidad acompañará su presentación con la flauta, instrumento que aprendió que tocar a los 11 años.

La Sinfónica Regional Infantil de Delta Amacuro también compartió escena con la selección nacional infantil, dando muestras de calidad y talento, al estar conformada por 200 pequeños y noveles directores, como Hillary Tovar.

El Sistema atiende diariamente a más de 3.000 niños de Delta Amacuro, en los núcleos de El Triunfito, Tucupita, San José y Pedernales, que se mantienen en constante actividad, llegando a las 6.200 presentaciones durante febrero, cuando se celebraron los 40 aniversarios del proyecto fundado por el maestro José Antonio Abreu.

Encuentros en Cumaná y Puerto La Cruz

El II Seminario-Encuentro de la Gira Sur-Oriente de la SNIV continuará este jueves en Cumaná, estado Sucre, donde se reunirá con la Sinfónica Regional Infantil de Sucre, el Ensamble de Percusión de Cumaná y la Camerata Sucrense y los Carrizos, agrupación del programa Alma Llanera.

Seguidamente, los pequeños brindarán una segunda muestra musical en Puerto La Cruz, acompañados por la Sinfónica Regional Infantil de Anzoátegui y la Orquesta Afro-Venezolana.

La ruta del II Seminario Sur-Oriente de la SNIV culminará el fin de semana en Nueva Esparta. Esta gira es una actividad preparatoria para el debut internacional de los pequeños en ExpoMilán 2015, a celebrarse en agosto próximo. Se espera en los próximos meses completar el recorrido del país con las giras en Los Llanos y la región Nororiental.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button