Efemérides

Ley Patriota vulnera desde hace 14 años los derechos civiles en EEUU

La norma, promulgada como provisoria, tuvo carácter de ley en 2005 y fue respaldada por el actual presidente de EEUU, Barack Obama, cuando era senador

El 26 de octubre de 2001, el entonces presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, promulgó la Ley Patriota, un instrumento jurídico mediante el cual el gobierno de ese país se tomó la atribución de vulnerar los derechos civiles de los norteamericanos bajo el argumento de "combatir el terrorismo", después de los sucesos del 11 de septiembre de ese año.

De esa manera, las agencias de inteligencia estadounidenses tuvieron el sustento jurídico para espiar a la ciudadanía y el gobierno una carta blanca para violar los derechos humanos y las libertades, dentro y fuera de sus fronteras, ante cualquier "sospecha" de colaboración con el "terrorismo", ardid con el cual emprendieron sus sangrientas incursiones en Afganistán e Irak.

"El terrorismo se convirtió en una nueva justificación para la guerra, a pesar de que la propia guerra es terrorismo y sólo alimenta el odio y la rabia", escribió Howard Zinn en su libro Sobre la Guerra (Debate, 2007).

La norma, promulgada como provisoria, tuvo carácter de ley en 2005 y fue respaldada por el actual presidente de EEUU, Barack Obama, cuando era senador.

En 2013, Obama promulgó otra extensión de la Ley Patriota aunque durante su campaña había dicho que el instrumento jurídico tenía atribuciones que iban "demasiado lejos". La vigencia del texto se amplió sin que fuese modificada la sección 215, que autoriza la intromisión del gobierno en cuentas bancarias, bibliotecas, agencias de viaje, alquileres de vídeos, teléfonos, datos médicos, de iglesias, sinagogas y mezquitas. 

Los procesos de espionaje están autorizados sin que las personas tengan conocimiento de que son vigiladas. La extensión de la ley coincidió con las revelaciones del ex agente de la NSA,  Edward Snowden, quien demostró cómo el gobierno norteamericano realiza procedimientos de espionaje ilegal con acceso a información clasificada, incluso en otros países del mundo.

Un artículo de la abogada norteamericana Eva Golinger refiere que la Ley Patriota le permite incluso al gobierno prohibirle la entrada a Estados Unidos a cualquier persona que "haya utilizado su posición de prestigio en cualquier país para endosar o promover actividades terroristas o persuadir a otros para apoyar actividades terroristas", según el criterio del Secretario de Estado.

Bajo esa premisa, el gobierno norteamericano ha revocado visas a académicos y excluido a intelectuales por razones ideológicas.

"¿Cuando se levantarán los ciudadanos y dirán que ésto es el colmo? Marchamos hacia un poder autoritario", se preguntó en ese entonces Jonathan Turley, profesor de leyes en la Universidad Georgetown, en declaraciones a Efe.

"Desde la exclusión de reconocidos socialistas y comunistas a principios del siglo XX, y poco después la época del famoso ‘blacklisting’ del senador Joseph McCarthy, hasta hoy, Estados Unidos siempre ha mantenido una política de exclusión ideológica. La élite política y económica no quiere que el público en general tenga acceso a voces críticas ni pensamiento alternativo", refiere Golinger en su artículo.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button