Nacionales

La economía productiva se cultiva con los conucos escolares

Los niños y jóvenes de Venezuela participan activamente en el programa social Todas las Manos a la Siembra, que promueve el Ministerio para la Educación a través de jornadas donde participan los centro educativos con la creación de conucos escolares que integran a los estudiantes a la producción agrícola.

Más allá de la conformación del conuco escolar, está la intención de introducir en la conciencia de cada estudiante la cultura del trabajo como herramienta principal para la formación y el aporte de cada joven de la patria al nuevo modelo productivo económico del país, propuesto por el Presidente de la República, Nicolás Maduro.

Este nuevo modelo está fundamentado en el trabajo productivo y apoya cada proyecto que tenga como objetivo la contribución al desarrollo de la economía venezolana, que se ha visto golpeada por una guerra impuesta por el imperio norteamericano con ayuda de factores políticos nacionales que mediante bloqueos y sanciones castigan al pueblo.

Todas las manos a la siembra tiene como objetivo hacer partícipes, tanto a educadores como niños, en las prácticas agrícolas para obtener alimentos sanos y a bajo costo; y está fundamentado en el quinto objetivo histórico del Plan de la Patria, creado por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, que establece la preservación de la vida en el planeta y la especie humana.

A través de los conucos escolares los estudiantes participan en la defensa integral del territorio, pues apunta hacia la concreción de la soberanía alimentaria.

En cifras

En el país son más de 6.500 escuelas que cuentan con estos espacios donde se producen rubros y hortalizas como: repollo, brócoli, remolacha, berenjena, tomate, pimentón, apio, ají dulce, cebolla en rama, lechuga, cilantro, acelga, maíz, caraotas, lechosa, guanábana, cacao y caña de azúcar.

El ministro para la Educación, Elías Jaua, en distintas oportunidades ha incentivado a los estudiantes a promover la cultura del trabajo a través de los conucos escolares.

Jaua ha explicado que estas actividades "están dirigidas, no sólo a abastecer parcialmente el PAE (Programa de Alimentación Escolar) sino a la cultura del trabajo. Todos tenemos que saber producir algo".

Con estas actividades los estudiantes disfrutan del proceso de producción y potencian sus capacidades humanas. La curiosidad, el potencial creativo y la investigación, haciendo que se rescaten valores ancestrales en el proceso de sembrar y cultivar como los indígenas, y contribuyendo a la economía productiva nacional.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button