Internacionales

Informe de DDHH destaca fracaso del Gobierno de Iván Duque

Sobre la base de datos oficiales, de la ONU y otras entidades, el documento abarcó todos los ámbitos desde las perspectivas de los derechos humanos de incidencia del ejecutivo

El incumplimiento del Acuerdo de Paz, el exterminio de líderes sociales y la crisis socioeconómica, son algunos de los fracasos del presidente Iván Duque, mostrados hoy en un informe por colectivos de Derechos Humanos.

Según reseña el portal web de Prensa Latina, la Plataforma Colombiana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo, la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos y la Alianza de Organizaciones Sociales y Afines, que agrupan a más de 500 organizaciones sociales presentaron un balance de los cuatro años del gobierno de Duque.

El documento denominado Hambre y Guerra: El Legado del Aprendiz, señaló que «el exterminio del liderazgo social ha alcanzado el nivel de un verdadero genocidio continuado, vigente e impune, y constituye una de las expresiones más dramáticas del actuar del gobierno de Duque en contra del proceso de paz».

Sobre la base de datos oficiales, de la ONU y otras entidades, el documento abarcó todos los ámbitos desde las perspectivas de los derechos humanos de incidencia del ejecutivo.

Acerca del asesinato de líderes sociales, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz puntualizó que este tipo de hecho pasó de 116 víctimas en el año 2016 a 310 líderes, solo durante el año 2020; y en lo corrido de 2022 suman 81 y las masacres, pasaron de nueve en 2016 a 33 en 2020 y en 2021 Naciones Unidas 78 y otras estaban en proceso de verificación.

Agregó que cifras del Ministerio de Defensa señalan que de 12 mil 298 homicidios en el 2017, este tipo de hechos pasó a 14 mil 159 en 2021, un incremento de más de mil 800 en estos cinco años.

A lo largo del Proceso de Paz las víctimas de desplazamientos masivos pasaron de 10 mil 943 en 2016 a 73 mil 974 víctimas en 2021, lo que implica un incremento del 675 por ciento, de acuerdo con datos oficiales recogidos por la agencia humanitaria de Naciones Unidas (Ocha,2022).

«Con ello, el año pasado el país se ubicó nuevamente como el tercero con más desplazados en el mundo, después de Siria y la República Democrática del Congo, según reciente informe del Observatorio de los Desplazamientos Internos y el Centro Noruego para los Refugiados», puntualizó.

Las plataformas de derechos humanos responsabilizan al gobierno de Duque por el incumplimiento del Acuerdo de Paz firmado en 2016 entre el Estado y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP).

«La responsabilidad de la crisis humanitaria y la reactivación de la guerra es del Gobierno de Duque por no cumplir los compromisos asumidos por el Estado con el Acuerdo de Paz para poner fin a la violencia», subraya el documento.

Agregó que «temas como desmontar el paramilitarismo, reformar los organismos de seguridad y dar garantías al libre ejercicio y la no represión violenta de la protesta social, son sin duda temas en los que este gobierno fracasó».

Sobre la reactivación conflicto armado, el asesinato sistemático de excombatientes de las extintas FARC-EP subrayó que «es uno de los más lamentables impactos de la reactivación de las dinámicas de guerra».

«En los cinco primeros meses del 2022 fueron asesinados 21 excombatientes en estado de indefensión, con lo que el genocidio impune contra este grupo alcanza ya los 320 asesinatos, en tanto que 89 han sido objetos de intento de asesinato, y 27 han sido víctimas de desaparición (ONU, 2022)», precisó el balance.

Aunque Duque retornó a la visión sostenida durante los dos mandatos de su mentor Álvaro Uribe, en los cuales se negó la existencia del conflicto armado en Colombia, que ni siquiera es mencionado en su Política de Defensa y Seguridad, el Comité Internacional de la Cruz Roja constata no uno, sino seis diferentes conflictos armados, advirtió el balance.

Las plataformas explicaron que el inconformismo ciudadano manifestado en los últimos años tuvo un estallido en 2021 con la protesta social, respondida con el «uso de la fuerza de manera excesiva e indiscriminada».

Al menos 44 civiles murieron, 28 por acción de presuntos miembros de la Fuerza Pública, y 10 víctimas de grupos de civiles armados, que reivindicaron prácticas de autodefensa, o paramilitarismo en por lo menos 27 ciudades de Colombia.

La reducción del empleo (11 por ciento) y el ingreso medio por persona (13,4) y aumento del coeficiente de Gini (4,3 por ciento), la pobreza (8,1) y la pobreza extrema (6,4), son otros fracasos señalados.

En 2020 la caída del empleo de las mujeres junto al desempleo juvenil provocaron dos millones 813 mil 187 de personas en situación de pobreza monetaria y dos millones 150 mil 881 en situación de miseria.

En tal sentido, el Gobierno incumplió con las metas del plan de desarrollo en materia social, y Colombia se consolidó como uno de los más desiguales de Latinoamérica y el tercero en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

«Al final del cuatrienio del gobierno de Iván Duque el país ha vivido una de las crisis humanitarias más graves en muchos años, pues regresó a una situación de violencia y precariedad social similar a la vivida por lo menos 10 años atrás, antes de comenzar el proceso de paz», aseguraron.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button