Deportes

FIFA solicita la devolución de relojes regalados durante el Mundial de Fútbol Brasil 2014

La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) solicitó a más de 50 dirigentes de fútbol, entre ellos a su propio comité ejecutivo, que devuelvan los relojes entregados como regalos por la Confederación Brasileña (CBF) durante el Mundial de Fútbol Brasil 2014, valorados por 25.000 dólares (20.000 euros).

El comité de ética de la FIFA dijo en un comunicado que los regalos violaron el código de ética de la entidad, que no debieron haber sido aceptados y que no emprenderán ninguna medida legal en contra de las personas que devuelvan los relojes hasta el 24 de octubre.

"En un esfuerzo por resolver este tema en forma expedita, la cámara investigadora (del comité de ética) no emprenderá procedimientos formales por este asuntocontra los dirigentes que entreguen el reloj Parmigiani que recibieron de la CBF", se explica en el comunicado.

El comité de ética dijo que la CBF distribuyó 65 bolsas de regalo, cada una con un reloj Parmigiani, a un grupo compuesto por funcionarios del comité ejecutivo de la FIFA, un dirigente de cada una de las 32 asociaciones nacionales que participaron en el Mundial y representantes de otras federaciones de Suramérica.

Según el comunicado, el asunto salió a la luz cuando varios funcionarios reportaron lo sucedido al comité de ética y entregaron sus relojes. La CBF, que cooperó con la investigación, mostró registros que indican que obtuvo los relojes de Parmigiani, un auspiciador de la CBF, a un precio de 8.750 dólares cada uno (6.800 euros).

Una valoración independiente de los relojes determinó que tienen un valor de mercado de poco más de 25.000 dólares cada uno, lo que posteriormente fue confirmado en una segunda valoración realizada en Zúrich.

Tras cumplirse el plazo, todos los relojes entregados serán donados a una organización independiente sin fines de lucro comprometida con proyectos de responsabilidad social corporativa en Brasil.

Antes que iniciara el Mundial de Fútbol Brasil 2014, el gobierno de Haití, presidido por Michell Martelly, tuvo que desembolsar 2 millones de dólares para adquirir los derechos de retransmisión de los partidos del Mundial, y así lograr que el pueblo pudiera disfrutar del evento deportivo.

"Ellos (FIFA) le cobraron a Haití por transmitir el mundial, un país devastado", fue el comentario de Diego Armando Maradona, exintegrante de la selección de Argentina, quien criticó la manera en la que ese deporte se ha convertido en un gran negocio para grupos de empresarios.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button