Internacionales

Denuncian a hijo de presidenta Bachelet por tráfico de influencias

Tras la aprobación de un crédito inmobiliario adquirido por su esposa, Natalia Compagnon
 

La derecha chilena denunció el lunes ante el Ministerio Público y tribunales de Justicia de Chile, al hijo de la presidenta Michelle Bachelet, Sebástián Dávalos, luego que su esposa, Natalia Compagnon, recibiera un crédito inmobiliario por parte de un banco privado.

Dirigentes opositores al Gobierno chileno pidieron la designación de un fiscal especial para que investigue a Dávalos por supuesto tráfico de influencia y uso de información privilegiada.

Los representantes del partido Unión Demócrata Independiente (UDI) expusieron la denuncia ante el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, mientras que dirigentes del partido opositor Renovación Nacional (RN) exigieron a la Fiscalía Nacional que se investigue este caso.

Producto de estos señalamientos, Dávalos renunció al cargo como director sociocultural de la Presidencia, con el fin de ponerse a un costado de la situación para no afectar a nadie. Sin embargo, aseguró que no ha cometido “ilícito alguno ni delito funcionario”.

Estas acciones, a juicio de algunos analistas, podrían ser el desquite ante el llamado Caso "Pentagate", un contundente escándalo por corrupción que involucra a varios políticos de la derecha chilena.

En concreto, la denuncia se basa en un crédito que obtuvo la esposa de Dávalos, Natalia Compagnon, el pasado 16 de diciembre de 2013 por unos 10,4 millones de dólares, los cuales serían destinados a la adquisición de unos terrenos en el municipio de Machalí, cercano a Santiago (capital).

Según el diputado del partido Renovación Nacional, José Manuel Edwards, la indagación “va a poner a prueba las instituciones chilenas porque aquí se trata del hijo de la Presidenta”.

Caso Pentagate

La denuncia de la derecha chilena no solo coincide con el estallido del Caso Pentagate, donde se menciona a exfuncionarios del expresidente Sebastián Piñera y otros políticos de derecha, sino además, con la ofensiva legislativa de Bachelet, cómo la Ley del fin del lucro en la educación chilena y otros proyectos de reformas que van en contra de partidos de la ultraderecha.

El Caso Pentagate fue un supuesto financiamiento ilegal a campañas políticas en Chile, siendo la derechista, Unión Demócrata Independiente (UDI), la organización política más salpicada por el escándalo.

Acorralada por su implicación en lo que se ha sido denominado por la prensa local como Caso "Pentagate", la UDI ha emprendido una campaña para denunciar supuestos financiamientos ilegales también en la campaña de la actual presidenta, Michelle Bachelet y del exmandatario Sebastián Piñera.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button