Nacionales

Conatel rechaza campaña sicológica e insta a informar con la verdad

El organismo se declaró en sesión permanente en la actual coyuntura para analizar y aplicar las disposiciones legales a que hubiere lugar
 

El Directorio de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (DRS), como máximo órgano de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, manifestó el miércoles su rechazo a la campaña psicológica que se replica en medios de comunicación y redes sociales para generar temor y miedo en la población, sobre la base de rumores sobre situaciones sensibles a la ciudadanía.

A través de un comunicado, difundido por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), el DRS exhorta a los medios de difusión, dueños de medios, concesionarios de frecuencias radioeléctricas, operadores de medios electrónicos, periodistas, corresponsables y la dirigencia política a hacer uso responsable del derecho a la libertad de expresión y emitir información veraz.

En el texto, además, se insta a los usuarios de los medios de comunicación y redes sociales a ejercer la controloría social comunicacional y a realizar sus denuncias, debidamente soportadas, sobre presuntas violaciones a la ley.

A continuación el comunicado íntegro:

El Directorio de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, como órgano máximo de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (LRSRTVME), ante la campaña de rumores, desinformación y agresiones psicológicas a la colectividad nacional expresa su posición en los siguientes términos:

El DRS rechaza de forma contundente cualquier intento desde los medios de difusión y las llamadas redes sociales, dentro y fuera de Venezuela, de alterar la paz de la República mediante la emisión planificada de campañas de rumores, mentiras, falsas informaciones y en especial, considera bochornoso que se involucre en dichas campañas a niños, niñas y adolescentes.

Deplora también que estas campañas hayan encontrado eco en relevantes voceros de opinión y en personas con acceso a los medios de comunicación, lo cual constituye una grave falta a la ética periodísticas y política.

El DRS recuerda a todos los actores del espacio comunicacional que de acuerdo al artículo 27 de la LRSRTVME la emisión de mensajes que promueven la alteración del orden público, inciten o promuevan y/o hagan apología al delito, o fomenten zozobra en la ciudadanía, afecta los derechos comunicacionales del pueblo venezolano y constituyen ilícitos administrativos e incluso penales de acuerdo a nuestro ordenamiento jurídico.

El DRS exhorta a los medios de difusión, dueños de medios, concesionarios de frecuencias radioeléctricas, operadores de medios electrónicos venezolanos, periodistas y corresponsables, a la dirigencia política, y en general, a todos aquellos que tienen acceso a medios de difusión en radio, televisión y medios electrónicos, a hacer un uso responsable del legítimo derecho a la libertad de expresión y garantizar a nuestro pueblo información veraz y oportuna, que contribuya a su formación; y les exige abstenerse de promover o difundir campañas malintencionadas y ajenas a toda ética, cuyo único objetivo es destruir la convivencia entre los ciudadanos y ciudadanas y alterar la paz de la República.

El DRS exhorta a los usuarios y usuarias de los medios de difusión radioelétricos y medios electrónicos a ejercer la controloría social comunicacional y a realizar sus denuncias, debidamente soportadas, sobre presuntas violaciones a la ley, para que alimenten las investigaciones que realizará la Comisión Nacional de Telecomunicaciones por mandato de este directorio.

El DRS se declara en sesión permanente y solicitará a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones los elementos técnicos de monitorización que permitan evaluar de forma objetiva el tratamiento que estos mensajes están recibiendo en los medios sujetos de la ley, y actuará de acuerdo a sus atribuciones y de forma expedita, con los instrumentos establecidos en la Ley, en los casos que hubiere lugar.

Finalmente, el DRS expresa su completo respaldo a la campaña nacional a favor de la paz y en defensa de la soberanía nacional, y suma las firmas de sus integrantes a la solicitud realizada por el Presidente Nicolás Maduro Moros, en nombre del pueblo venezolano, al Gobierno de los Estados Unidos de América para que derogue, de forma inmediata, la injerencista y agresiva orden ejecutiva dictada el pasado 9 de marzo por el Presidente Barack Hussein Obama, que declara a Venezuela amenaza para la seguridad nacional de los EEUU.

Venezuela es un país de paz. No somos amenaza, somos esperanza.
Directorio de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button