Internacionales

China: «EE.UU. es el país con la violencia armada más grave del mundo»

Así lo denunció el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Wang Wenbin

EE.UU. «se ha convertido en un país con la violencia armada más grave del mundo», con altos índices de discriminación racial y el «mayor déficit» en derechos humanos, denunció el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Wang Wenbin.  

De esta forma comentó este miércoles la masacre perpetrada en la escuela primaria Robb Elementary de Uvalde (Texas) y el segundo aniversario de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía. «Es inaceptable que en las últimas décadas el Gobierno estadounidense no haya tomado medidas sustanciales para abordar estos problemas. En los últimos 25 años, el Ejecutivo no ha promulgado ninguna ley de control de armas», dijo el vocero durante una rueda de prensa.

«El Gobierno de EE.UU. es insensible a la violación sistemática de los derechos humanos de su propio pueblo. Pero al mismo tiempo, ha estado interesado en atacar e intervenir en los asuntos internos de otros países con el pretexto de los derechos humanos», criticó. Esto demuestra que las afirmaciones de Washington de defender estos principios «no son más que retórica hipócrita y palabras vacías».

Los derechos humanos como una herramienta

«¿Cómo se puede esperar que el Gobierno de EE.UU., a quien ni siquiera le importan los derechos humanos de su propio pueblo, se preocupe sinceramente por la situación de los derechos humanos en otros países? Lo que a Washington realmente le interesa es convertir los derechos humanos en una herramienta para controlar y reprimir a otras naciones», aclaró Wang.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino instó a las autoridades estadounidenses a «preocuparse sinceramente» por los derechos humanos de su población y que presenten un informe sobre las condiciones de dichos principios en la nación norteamericana para el escrutinio internacional.

Por otro lado, también rechazó la postura de Washington de criticar a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que viajó a China para visitar la región de Xinjiang, donde el Gobierno de Pekín es acusado por Occidente de perseguir a la minoría uigur.

«Encubrir viejas mentiras con nuevas»

Wang añadió que todos los interesados «son bienvenidos» en Xinjiang para que vean personalmente la vida en esa región. Las críticas hacia Bachelet son una muestra más de que para el país norteamericano los derechos humanos son «una herramienta para la politización», sostuvo.

 «EE.UU. fue uno de los que más exigió una visita de la alta comisionada a Xinjiang, pero ahora se convierte en el mayor crítico de dicho viaje. ¿Por qué Estados Unidos es tan precario? La razón es muy simple: necesitan nuevas mentiras para encubrir las viejas. Está preocupado de que sus mentiras sobre el ‘genocidio’ y el ‘trabajo forzado’ sean desacreditadas frente a la comunidad internacional», censuró el funcionario.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button