Ciencia y Tecnología

Beber regularmente café podría proteger contra el cáncer de piel

Un nuevo estudio estadounidense sugiere que las personas que tienen el hábito de beber café regularmente pueden estar protegidas contra el melanoma, la forma más mortal del cáncer de piel
 

El café matutino quizá no solo sirva para despertarse. Unos investigadores sugieren que también podría ayudar a proteger del melanoma, la forma más letal de cáncer de piel.

Los bebedores de café son menos propensos a sufrir de melanoma maligno, y su riesgo se reduce un poco con cada taza que beben, según los hallazgos publicados en la edición del 20 de enero de la revista Journal of the National Cancer Institute.

"Hallamos que cuatro o más tazas de café al día se asociaban con una reducción de alrededor del 20% en el riesgo de melanoma maligno", señaló la autora líder, Erikka Loftfield, estudiante de doctorado de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Yale, que está terminando su trabajo de tesis en el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Investigaciones anteriores han mostrado que beber café podría proteger de formas menos letales de cáncer de piel, aparentemente al mitigar el daño que los rayos ultravioleta del sol provocan en las células cutáneas, apuntaron los investigadores en las notas de respaldo.

Decidieron observar si esa protección abarcaba al melanoma, la principal causa de muerte por cáncer de piel en Estados Unidos, y el quinto cáncer más común. Se estima que en 2013 hubo 77.000 casos nuevos de melanoma, y unas 9.500 muertes por el cáncer, según el estudio.

Los investigadores recogieron datos de un estudio dirigido por los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos y la AARP. Se envió un cuestionario sobre la alimentación a 3.5 millones de miembros de la AARP que vivían en seis estados: California, Florida, Luisiana, Nueva Jersey, Carolina del Norte y Pensilvania, y en dos ciudades, Atlanta y Detroit.

El cuestionario ofreció información sobre el consumo de café de casi 447.400 adultos mayores blancos en 1995 y en 1996, y los investigadores siguieron a los participantes durante un promedio de unos diez años.

Todos los participantes estaban libres de cáncer cuando completaron los cuestionarios, y los investigadores tuvieron en cuenta otros factores que podrían influir sobre el riesgo de melanoma. Éstos incluyen la exposición a la radiación ultravioleta, el índice de masa corporal, la edad, el sexo, la actividad física, la ingesta de alcohol y los antecedentes de tabaquismo.

Hallaron que las personas que bebían la mayor cantidad de café todos los días disfrutaban de un riesgo más bajo de melanoma, en comparación con los que bebían poco café, o no bebían.

También hubo una tendencia hacia una mayor protección con una mayor ingesta. Las personas que bebían entre
una y tres tazas al día tenían un riesgo de melanoma un 10% más bajo, en comparación con las que no bebían café, mientras que las que bebían cuatro o más tazas al día presentaron una reducción del 20% en el riesgo.

El estudio solo descubrió una asociación entre el consumo de café y el riesgo de melanoma, no probó causalidad.

La cafeína podría ser el motivo de la protección aparente. Los investigadores encontraron una reducción significativa en el riesgo de melanoma solo entre los que bebían café con cafeína, y estudios anteriores han indicado que la cafeína podría proteger a las células cutáneas de la radiación ultravioleta B, apuntó Loftfield.
 

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button