Vigente el silencio electoral para comicios de este domingo en Bolivia

Luego del golpe de Estado

Vigente el silencio electoral para comicios de este domingo en Bolivia

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Twitter
AVN

Este 18 de octubre se estarán realizando elecciones generales en Bolivia luego del golpe de Estado del 10 de noviembre de 2019; ocho partidos políticos postularon candidatos y varias organizaciones internacionales participarán como observadores.

Acción Democrática Nacionalista (ADN); Comunidad Ciudadana (CC) y otros como el Movimiento Al Socialismo (MAS), que lleva la ventaja de acuerdo a sondeos, ya cerraron sus actividades tras la entrada en vigencia del “silencio electoral”.

El Órgano Electoral Plurinacional (OEP) convocó a 7.031.294 electores de un total de 7.626.141, de los cuales 454.305 fueron depurados y 4.010 no estarán autoridades para sufragar por “otras causales”.

De igual forma, en estos comicios, participarán 354.526 bolivianos que se encuentran en el exterior.

El OEP divulgó una lista en la que sólo destacan 30 naciones en la que se encuentran bolivianos habilitados para votar, refiere en su plataforma digital (oep.org.bo).

Los principales candidatos a la presidencia del país son: Luis Arce (MAS-IPSP), Carlos Mesa (FRI) y Luis Fernando Camacho (Creemos).

Los bolivianos, también estarán eligiendo a 130 diputados y 36 senadores de la Asamblea Plurinacional.

Arce y los candidatos del MAS lideran la intención del voto en la mayoría de las encuestas realizadas en las últimas semanas.

Las elecciones en Bolivia se efectuarán en el contexto de la pandemia por Covid-19 y crisis institucional del país andino luego de la ruptura del orden constitucional. El MAS ha denunciado las intenciones del gobierno de facto de impedir su participación.

El domingo 10 de noviembre de 2019 se consumó en Bolivia un golpe de Estado contra el gobierno de Evo Morales, tras conocerse el informe preliminar de Organización de Estados Americanos (OEA) sobre las elecciones generales del pasado 20 de octubre del pasado año.

El texto parcial, difundido en horas de la madrugada de ese domingo, fue calificado por Morales como una decisión política, sin embargo aceptó la sugerencia de convocar nuevas elecciones.

Pasadas las primeras horas de la mañana, grupos violentos, liderados por el dirigente de la ultraderecha boliviana Luis Fernando Camacho, comenzaron a perseguir y atacar las residencias de los familiares del ahora expresidente y otras autoridades, obligando a dimitir a varios gobernadores, alcaldes y ministros.

Al finalizar la tarde, el comandante de las Fuerzas Armadas se alineó con la sublevación del cuerpo de policía y la estrategia desestabilizadora, denunciada por el gobierno días antes.

Ante el panorama, el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, presentaron su renuncia en aras de “pacificar el país” y evitar derramamiento de sangre, expresó en un mensaje a la nación desde Cochabamba.

Categoria:

Dejanos un comentario