Unidad del pueblo boliviano recuperó la democracia y venció al imperialismo

Evo Morales:

Unidad del pueblo boliviano recuperó la democracia y venció al imperialismo

Versión para impresiónSend by emailPDF version
(Foto. Archivo)
AVN

El expresidente de Bolivia y líder indígena, Evo Morales, destacó que la unidad del pueblo boliviano ante el golpe de Estado del 10 de noviembre de 2019 en su contra logró vencer al imperialismo y devolvió la democracia a esa nación.

En entrevista con el periodista y ministro para la Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas, en el programa Aquí Con, el líder indígena compartió su alegría por la actitud moral y democrática de los ciudadanos y los desafíos que están por venir, con el presidente recién electo Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), que tomará posesión de su cargo el 8 de noviembre próximo para el periodo 2020-2025.

"Lo que vivimos hace casi un año fue un golpe del gringo al indio, un golpe económico y a los recursos naturales. Gracias a la unidad llegamos a donde estamos ahora. En cualquier momento Bolivia se iba a recuperar como pueblo, eso lo sabía porque estamos unidos políticamente e ideológicamente estamos bien definidos", expresó.

Recordó que durante su periodo como gobernante se demostró al mundo, a gobiernos como el de Estados Unidos (EE.UU.) y sus colaboradores políticos que en Bolivia es posible triunfar con otro modelo económico distinto al capitalismo, uno basado en la nacionalización de recursos e industrialización.

Sobre eso, reiteró que no es necesario la intervención de instituciones financieras extranjeras en un país como la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) o el Fondo Monetario Internacional (FMI) que solo originan pobreza y desigualdades en la sociedad.

Además, recalcó que el golpe del 10 de noviembre de 2019 fue una acción injerencista de Washington para apropiarse del litio boliviano.

"Estados Unidos no acepta que los latinoamericanos podemos industrializar nuestros recursos naturales, por eso digo que es un golpe al litio, y con ello vienen sus cómplices como la Organización de Estados Americanos -OEA- dentro de la diplomacia de los pueblos", dijo.

Desafíos del MAS

Para Morales, el MAS, que obtuvo el 55,18 % de votos válidos emitidos por el pueblo en las elecciones generales del 18 de octubre, tiene una larga tarea que comienza por la batalla ideológica, diplomática, política, cultural y social, para levantar a Bolivia.

"El presidente -Luis Arce- va a gobernar y lo vamos a acompañar con movimientos sociales, partidos de izquierda, todos juntos vamos a reorganizar e impulsar al país. Bolivia está destrozada y ante esta nueva oportunidad, requiere un poco de tiempo, pero estoy seguro que con planificación lo lograremos", enfatizó.

También valoró la conciencia de los bolivianos y su compromiso para devolver la democracia, lo que demostró al mundo que se pueden derrotar los golpes y las dictaduras.

Confesó que tiene esperanza de la liberación democrática de algunos países de Latinoamérica, "para restituir a la Unión de Naciones Suramericanas -Unasur-", dijo.

Batalla ideológica

El expresidente boliviano instó a los pueblos y sus fuerzas armadas en países de la región a debatir sobre las ideas para expulsar la doctrina norteamericana de las defensas militares de un país soberano.

"La fuerza armada no puede estar contra su pueblo. Las fuerzas armadas son antiimperialistas. Hay que debatir el comportamiento de las fuerzas armadas, primero ideologizar y sacar esa doctrina norteamericana", aseveró.

Morales llamó a los ciudadanos a continuar la lucha antiimperialista y anticolonialista y que se defiendan los modelos económicos basados en la nacionalización e industrialización de recursos naturales. 

Categoria:

Dejanos un comentario