Un día como hoy nace Julio Cortázar

26 de agosto de 1914

Un día como hoy nace Julio Cortázar

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Cortázar fue creador de importantes novelas, con las que inauguró una nueva forma de hacer literatura en el mundo hispano/ Foto: Archivo
Yvke Mundial/ Prensa PGR

Hace 101 años nació en Bruselas (Bélgica), Julio Florencio Cortázar Descotte, escritor, traductor e intelectual argentino, quien está considerado como uno de los autores más innovadores y originales de su tiempo, maestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve en general.

En 1932 se graduó como maestro de escuela e inició estudios en la Universidad de Buenos Aires, que por razones económicas debió abandonar. Enseñó literatura francesa en la Universidad de Cuyo, Mendoza y renunció a su cargo por desacuerdos con el gobierno. Entre los textos que le dieron renombre internacional se cuentan las novelas Los premios (1960), Rayuela (1963), 62/ Modelo para armar (1968) y Libro de Manuel (1973).

Creador de importantes novelas, con las que inauguró una nueva forma de hacer literatura en el mundo hispano, sus narraciones rompen los moldes clásicos, apartándose de la linealidad temporal, con personajes que alcanzan una gran autonomía y gran profundidad psicológica. Los contenidos de su obra transitan en la frontera entre lo real y lo fantástico, confiriéndole a la misma características surrealistas.

En 1984 recibió de manos de Ernesto Cardenal la "Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío".

Julio Cortázar murió en París el 12 de febrero de aquel mismo año. Su obra permanece como un homenaje a la fantasía, el humor, la imaginación creadora y el manejo magistral del lenguaje.

*******************************************************

En 1814, Manuel Piar ordena dispara desde el fortín de Pampatar contra la nave que conduce al Libertador

Tal día como hoy, hace 201 años, los generales Simón Bolívar (el Libertador) y Santiago Mariño, tras haber persuadido al traidor Guiseppe Bianchi a conducirlos desde las costas de Barcelona (Anzoátegui) a Pampatar (Nueva Esparta).

Aprovechando el estado de desconcierto y anarquía producido por las derrotas de los patriotas y el incontenible avance de los ejércitos de José Tomás Boves y Francisco Tomás Morales, Bianchi se había apoderado de los valores de la República y de las joyas de las iglesias de Caracas.

Además, había desconocido la autoridad de Bolívar y conducía prisioneros a varios oficiales patriotas, entre ellos a Mariano Montilla y a Manuel Valdés. Sin embargo, buscando proteger a su flotilla de una acción de las autoridades republicanas, había juzgado conveniente acceder a transportar a Bolívar y Mariño, luego de desesperadas negociaciones por parte de ambos jefes patriotas.

Al entrar la flotilla a las aguas de Pampatar, los cañones de la fortaleza, por órdenes de Manuel Piar, hicieron fuego contra la embarcación donde estaba el Libertador, a pesar de lucir ésta las insignias del Jefe Supremo de la República. La nave se puso fuera del alcance de los cañones y sólo hubo tres marineros muertos por los disparos.

Bolívar envió una comisión integrada por su edecán, el teniente coronel Rafael Páez, y los licenciados Miguel José Sanz y Gaspar Marcano a averiguar las razones del fuego de los cañones. Sorpresivamente, Piar los recibió lleno de cólera y acusó a Bolívar y Mariño de “desertores”. Declaró haber dado órdenes de negar autorización a Bolívar y Mariño a desembarcar por estar “proscritos”. Por estas mismas órdenes, no les serían concedidos agua ni víveres.

No quedó otro camino a Bolívar y Mariño que abandonar las aguas de Margarita (Nueva Esparta) y tomar rumbo a Carúpano (Sucre), para continuar desde allí la lucha por la libertad de nuestra nación.

*******************************************************

En 1789, declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano

Hace 226 años, en el marco de la Revolución Francesa, la Asamblea Constituyente aprobó la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano.

Aquel documento se inspiró en los principios y en el espíritu filosófico del siglo XVIII, la llamada Ilustración, y marcaría el fin del Antiguo Régimen y el principio de una nueva era.

En aquella Declaración quedaron definidos derechos "naturales imprescriptibles" como la libertad, la seguridad y la resistencia a la opresión, y también se reconoció la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.