Rusia se desprende de casi todos los bonos del Tesoro de EEUU

Hasta unos 14.000 millones de dólares

Rusia se desprende de casi todos los bonos del Tesoro de EEUU

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
YVKE Mundial/Spusputnik news

Rusia redujo las inversiones en los bonos gubernamentales de EEUU hasta unos 14.000 millones de dólares en agosto de este año. En junio, la parte de los bonos del Tesoro en las reservas rusas no superaba el 10%, pero ahora está llegando a cero.

El Banco de Rusia muestra que no tiene ningún sentido financiar el presupuesto del país que sigue una política abiertamente hostil, opina Natalia Dembínskaya, columnista de Sputnik.

La solución parece lógica también desde el punto de vista económico en el contexto de las sanciones contra empresas rusas. Todo podría terminar con la congelación de activos, como en el caso de Irán. Para asegurarse contra las pérdidas, las autoridades financieras tomaron medidas de emergencia para reconsiderar la cartera de divisas.

La retirada de los bonos del Tesoro, que debilita la dependencia financiera de EEUU y la presión sobre la tasa de cambio del rublo, es una señal no solo para Washington, sino también para los mayores tenedores de la deuda estadounidense, que también están tomando medidas similares.

Turquía está vendiendo activamente los bonos gubernamentales de EEUU al sufrir la presión económica de Washington. Desde finales del año pasado, Ankara ha reducido su participación en la deuda estatal estadounidense casi a la mitad.

Cabe destacar que Japón, el segundo tenedor más grande de bonos del Tesoro de EEUU, redujo su participación hasta los 1.030 billones de dólares, el nivel más bajo en siete años.

Sin embargo, lo más importante en este caso será la palabra de China, el mayor acreedor externo de la economía estadounidense con casi un 20% de bonos de tenedores extranjeros.

Pekín ya ha reducido sus inversiones al nivel mínimo semestral, y en octubre planea retirar otros 3.000 millones de dólares, lo que será una de las mayores ventas desde 2004. Estos pasos se deben al deterioro de las relaciones con Washington debido a la guerra comercial.

Los analistas opinan que es un as en la manga de Pekín, y estas ventas lo recuerdan constantemente.

Si los chinos se deshacen de una cantidad significativa de bonos estadounidenses, Washington tendrá que hacer frente a la inestabilidad del dólar y la desaceleración de la economía.

"La economía comenzará a sentir una fiebre por las altas tasas de interés, lo que tendrá un potente impacto de ralentización", explica Jeff Mills, estratega jefe de inversiones de PNC Financial Services Group.

El costo de los bonos del Tesoro caerá, y el rendimiento aumentará considerablemente. Esto aumentará automáticamente el costo de los préstamos tanto para las empresas estadounidenses como para los consumidores comunes, lo que significa que se socavará el crecimiento económico. La emisión de los títulos de deuda se volverá más costosa para la Casa Blanca.

Algunos analistas no descartan que Rusia reduzca a cero las inversiones en la deuda nacional de Estados Unidos.

"Rusia ya casi ha abandonado la lista de tenedores de deuda estatal de EEUU. Ahora ocupa el  puesto 54", señaló Timur Nigmatulin, analista financiero de Otkritie Broker.

Mientras tanto, Moscú prefiere el oro a la deuda estadounidense: la proporción de metales preciosos en las reservas internacionales del país ha alcanzado un récord del 18%. La acumulación de oro es tanto una protección contra los riesgos cambiarios como un seguro contra las sanciones y la oportunidad de ganar, concluye Dembínskaya.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.