Realizadas 15.000 inspecciones sanitarias

En el estado Táchira

Realizadas 15.000 inspecciones sanitarias

Versión para impresiónSend by emailPDF version
La gobernación trabaja conjuntamente con otros entes del Estado venezolano. Foto: Prensa Gobernación Táchira.
Prensa Gobernación del estado Táchira

Más de 15 mil inspecciones a establecimientos y alrededor de 8.900 permisos sanitarios emitidos es el balance que deja para este 2015 el Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria Táchira, acciones que van acompañadas de líneas de trabajo específicas en el área de farmacia, droguería y alimentos, coincidiendo esos meses con el cierre de frontera que se ejecutó en la entidad.

La aseveración corresponde a Milton Bracamonte, Contralor Sanitario del estado Táchira, quien manifestó que las acciones se desarrollaron de forma pedagógica, permitiéndo realizar la notificación a todos los establecimientos sobre las diferentes leyes que deben cumplir en la materia de almacenamiento y comercialización de los productos farmacéuticos y de consumo.

“Pudimos dar a conocer cuales eran las competencias de la Contraloría Sanitaria en cuanto a la parte externa y posteriormente pusimos a derecho a los propietarios de clínicas con quirófano como sin quirófano, obligándonos a desplazar un plan de trabajo en los que se involucró sus propietarios, haciendo seguimiento y control enmarcado en las distintas leyes que en materia de salud existen; y en cuanto a lo interno, reorganizamos la temática y las políticas implementando la supervisión por parte de los funcionarios adscritos a Contraloría Sanitaria” dijo Bracamonte.

Explicó que efectuaron 4.526 procedimientos, capacitaron 900 personas en talleres sobre manipulación de alimentos mas 99 de consejos comunales, también lograron la inscripción de 120 farmacias en el SIAMED y el otorgamiento de 509 solvencias para farmacias comerciales hospitalarias y clínicas de compra y venta de sustancias psicotrópicas y estupefactivas, la recepción de 6 solicitudes para instalación y funcionamiento así como asesoría en los trámites administrativos, entre otros.

Según Bracamonte, el Táchira tiene como otras entidades la particularidad de poseer una aduana que colinda entre Venezuela y Colombia por donde ingresa mucho material tanto quirúrgico como equipos médicos y productos de consumo, razón por la cual desarrollaron reuniones para organizar aspectos relacionados a los trámites y leyes en materia de aduanas y Contraloría Sanitaria.

“En seis meses desarrollamos un plan de trabajo que destaca comparado a lo que se hacía anteriormente, basado en mayor información, pedagogía y actividad, ejerciendo los controles que nos ha llevado a cerrar un conjunto de droguerías, farmacias y clínicas y sancionar algunos establecimientos de consumo de alimentos e incluso hoteles que estaban presentando irregularidades. Esto también involucró lo referente a la parte de drogas medicamentos y cosméticos, donde ya se exige el control de los récipes oficiales de los psicotrópicos y estupefacientes que anteriormente no se hacía”.

Indicó que desde Contraloría Sanitaria del Táchira también se comenzó a supervisar las guías de Farmapatria, las cuales corresponden a medicamentos que entran al estado, motivado que no había registro de lo que llegaba, salía o había en existencia y en varias oportunidades encontraron medicamentos que tenían hasta cinco meses en depósitos que por supuesto son medicamentos que requieren la distribución inmediata para los pacientes que lo requieren.

Al referirse a la regulación de las clínicas, el Contralor del Estado, aseguró que están desarrollando planes con algunos organismos como: Defensoría del Pueblo, Ministerio Público, Corposalud, ZODI, IVSS, Hospital Central, Protección Civil y otros entes nacionales y regionales en función de concretar un órgano superior que permita hacer el trabajo de supervisión y fiscalización en materia de salud apegados cada vez mas a la ley para hacerlos más efectivos.

“Muchas clínicas en el Estado no están registradas legalmente o carecen de un registro formal ante el ministerio, eso fue debatido en diferentes reuniones sostenidas, igualmente hemos hecho valer la labor del regente o farmaceuta en las farmacias y drogerías, ya que se han presentado casos en los que al no existir este recurso humano se recetan medicamentos produciéndose situaciones de gravedad en materia de salud a todos aquellos que van a adquirir un medicamento”.

Reconoció que hay muchos regentes que dan gracias por la presencia de los funcionarios de Contraloría Sanitaria porque en el pasado no se daba valor a la profesión del farmaceuta, “anteriormente las farmacias que manejaban cualquier tipo de psicotrópicos tenían cualquier trabajador o auxiliar sin el resguardo debido o control de los medicamentos, hoy en día estos establecimientos están obligados a tener su regente, así mismo las clínicas están en la obligación de cumplir todos los requisitos en cuanto al funcionamiento para cumplir con los pacientes”.

Puntualizó que la meta para el 2016 es lograr que se cumpla la exigencia del regente en las farmacias así como la distribución efectiva de los medicamentos para que estén a disposición de los pacientes que los requieran, tal como esta establecido en las leyes, así como también que las clínicas se pongan a derecho para subsanar los errores que se hayan dado por desinformación y que hoy en día nos lleva profundizar una política de transformación en materia de salud.

Categoria:

Dejanos un comentario