Presidente peruano reconoce conflictos sociales son principal desafío

Segunda semana efectiva de trabajo

Presidente peruano reconoce conflictos sociales son principal desafío

Versión para impresiónSend by emailPDF version
(Foto. Archivo)
Prensa Latina

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, iniciará hoy su segunda semana efectiva de trabajo con una visita al interior y consciente de que su principal desafío son los conflictos sociales. Kuczynski, que asumió funciones el 28 de julio, en el inicio de un largo feriado por las fiestas patrias, viajará con una comitiva ministerial a las regiones sureñas de Puno y Madre de Dios, en las que tratará aspectos sociales.

El mandatario se entrevistará con mineros informales sobre el objetivo de legalizarlos y encarrilar sus actividades muchas veces depredadoras de la Amazonía.

Los intentos de solucionar el problema enfrentaron protestas bajo el anterior gobierno de Ollanta Humala, en las que hubo participación masiva de la población regional, por la importancia que ha ganado la minería informal para dar empleo y actividad a la apartada y pobre región amazónica colindante con Bolivia y Brasil.

Previamente, en el fin de semana, Kuczynski reconoció que los conflictos sociales son el mayor desafío para el país y obviamente para su gobierno, y mencionó en particular a los generados por actividades extractivas como la minería.

"El mayor reto del Perú hoy es evitar los conflictos, sobre todo los sociales que hay alrededor de grandes proyectos como mineros y otros. El segundo gran reto es el tema de la seguridad ciudadana", señaló, pese a que las encuestas verifican que la segunda es la mayor preocupación ciudadana.

Se refirió así a los conflictos generados por proyectos mineros, por la falta de beneficios a las poblaciones del entorno o por el temor de estas al impacto contaminante de esa actividad extractiva contra la agricultura y los habitantes de esa zona.

Ese tipo de problemas se tradujeron en protestas reprimidas por la policía con un saldo estimado de 50 muertos y cientos de heridos durante el gobierno de Humala, que dejó por resolver más de 200 conflictos sociales, según cifras de la Defensora del Pueblo.

Kuczynski adelantó que buscará viabilizar grandes proyectos mineros paralizados por esas protestas, mediante el convencimiento a las poblaciones de que traerán beneficios, y también ha prometido que no hará nada contra la voluntad popular.

El gobernante también anunció además entre los objetivos de su gobierno quinquenal, aumentar al doble el número de turistas que llegan a Perú y que en 2015 sumaron tres millones 500 mil, con tendencia ascendente y estima que la actividad en 2021 puede generar ingresos de cuatro a cinco mil millones de dólares.

Pero también en ese terreno hay conflictos, como el primero registrado bajo la recién instalada administración, en la provincia surandina de Urubamba, de la región de Cusco, la de mayor atracción turística.

La población realizó un paro de 48 horas con bloqueos que obstaculizaron el transporte de turistas a las famosas ruinas incas de piedra de Machu Picchu, en protesta por un aumento de las tarifas de electricidad y contra la entrega en concesión de un terreno municipal a una empresa turística para la construcción de un hotel.

Categoria:

Dejanos un comentario