Periodistas celebran su día reafirmando el compromiso con la Verdad

Este 27 de junio

Periodistas celebran su día reafirmando el compromiso con la Verdad

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
Yvke Mundial/Magdalena Valdez

Cada  27 de junio se celebra en Venezuela el Día Nacional del Periodista, fecha que rinde homenaje a la salida, en 1818, del primer número del periódico Correo del Orinoco, creado por el Libertador Simón Bolívar, con la colaboración de Juan Germán Roscio y Cristóbal Mendoza, entre otros patriotas.

En 1964 el revolucionario Guillermo García Ponce, quien se encontraba preso en el Cuartel San Carlos propuso  a la Asociación Venezolana de Periodistas institucionalizar el 27 de junio como el Día Nacional.

El Correo del Orinoco desde su aparición se convirtió en la voz de la libertad. En su primera publicación, el Padre Bolívar resumió de forma brillante el deber ser de la loable profesión del Comunicador Social: "Somos libres, escribimos en un país libre y no nos proponemos engañar al público".

Pero, precisemos unos datos importantes en torno a  la historia del periodismo en Venezuela y los actores más destacados en el ejercicio de esta digna profesión en nuestro país, entendiendo el rol protagónico que han tenido los comunicadores en la difusión de hechos históricos que han dibujado nuestra identidad y han contribuido a nuestra realidad actual.

El ejercicio del periodismo en Venezuela inicia como un oficio y no como una profesión pues no existían instituciones educativas en el país que se dedicaran a la formación de profesionales en el área.

La primera escuela de periodismo se creó en el año 1941 en la Universidad Libre de Augusteo y llevó por nombre “Rafael Arévalo González”, en homenaje al  periodista venezolano víctima de la tiranía de Juan Vicente Gómez.

La universidad era dirigida por la jerarquía de la Iglesia Católica venezolana de ese entonces, y por sus aulas pasó, entre otros, quien años después fuera reconocido como uno de los mejores periodistas del país, Oscar Yánes.

La escuela se disuelve debido a la tendencia comunista de sus estudiantes quedando un vacío en la formación de los futuros reporteros, hasta que en 1947 se funda la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

El deber ser de un periodista

El periodista se debe a la sociedad, es necesario para ello tener valores y cultivar principios y proyectarlos a los demás. Tal Como dijo Kapucinsky, el periodista debe ser, primero, una buena persona. Esto factor le otorga credibilidad ante el público.

El comunicador social debe sobremanera apegarse a los principios éticos y buscar incesantemente la verdad, como atributo personal y profesional. La verdad es la bandera del buen periodista.

Tiempos díficiles para el periodismo

El código de ética del periodismo venezolano reza que el periodista debe concebir la libertad de expresión como un factor de la elevación espiritual, moral y material del hombre. En consecuencia, debe denunciar como fraudulento invocar este principio para justificar intereses mercantiles, ideológicos o sensacionalistas para convalidar tergiversaciones del mensaje informativo.

En ese contexto vale destacar que en el mundo y más concretamente en Venezuela corren tiempos difíciles para el ejercicio del periodismo responsable, en virtud de la situación política que se vive en el país.

Vemos como los hechos de violencia suscitados tras los llamados de calle que formulara la oposición desde comienzos del mes de abril y que han dejado un saldo de más de ochenta venezolanos fallecidos, más de 1.300 heridos y daños incuantificables a infraestructuras públicas y privadas son tergiversados y manipulados en función de intereses despreciables de sectores que pretenden hacerse del poder político por vías inconstitucionales.

Por un lado los medios de comunicación privados nacionales los cuales desde el año 1999, con la llegada del comandante Hugo Chávez al poder han jugado un papel protagónico y clave en el desarrollo de desenlaces políticos, ejemplo el cruento golpe de Estado de abril de 2002, donde fueron punta de lanza de la conspiración.

En la actualidad los medios de comunicación continúan su línea abiertamente antigobierno, a lo que se les suma la mediática internacional con su poderoso aparataje tecnológico e ideológico que con la anuencia de personajes de la oposición pretenden posicionar al país como un Estado forajido en función de crear las condiciones propicias para una intervención extranjera.

Por otro lado coexisten en los medios digitales infinidad de páginas web y cuentas en las diferentes redes sociales, Twitter, Facebook entre otros,  que se encargan de replicar lo que un sector político le interesa posicionar, sin importar en ocasiones si está apegada a la verdad dicha información.

Cabe preguntarse ¿cuál debe ser la posición de un comunicador social a la hora de informar sobre hechos lamentables que afectan a la sociedad sin excepción e incluso ponen en riesgo la estabilidad de la nación?

Independientemente de la ideología que tenga un periodista y a la cual tiene derecho el compromiso, el fin último es con la verdad , el compromiso es con un pueblo. Al respecto y en el marco del Día Nacional del Periodista el pasado 23 de junio el ministro  para la Comunicación e Información pidió se haga un alto en las labores cotidianas para que todos los comunicadores y comunicadoras “unos con mucha pantalla y mucha luz, y otros con mucho anonimato; pero que todos los días, incluso arriesgando su vida, hagan realidad el derecho a la información consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela".

Es fundamental que todos los venezolanos y venezolanas respeten, consideren y  reconozcan el trabajo de los comunicadores y comunicadoras sociales, de los camarógrafos, fotógrafos, luminitos, asistentes y de todos los trabajadores de la comunicación que día a día están en las calles o en sus sitios de trabajo cumpliendo con el sagrado deber de informar.

Categoria:

Dejanos un comentario