Papa Francisco reiteró llamado a disminuir las sanciones en Asamblea General de la ONU

Durante su intervención

Papa Francisco reiteró llamado a disminuir las sanciones en Asamblea General de la ONU

Versión para impresiónSend by emailPDF version
(Foto. Archivo)
MPPRE

Durante su intervención este viernes en el Debate General del 75° Período de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Papa Francisco reiteró la importancia de disminuir las sanciones internacionales que dificultan que los Estados brinden el apoyo adecuado a sus poblaciones.

En su mensaje, el Pontífice exhortó a los líderes mundiales a fortalecer la solidaridad y el multilateralismo, así como a “repensar el futuro de nuestra casa común y proyecto común”, asegurando que la pandemia de COVID-19 “nos ha mostrado que no podemos vivir sin el otro, o peor aún, uno contra el otro”.

“Nos enfrentamos, pues, a la elección entre uno de los dos caminos posibles: uno conduce al fortalecimiento del multilateralismo, expresión de una renovada corresponsabilidad mundial, de una solidaridad fundamentada en la justicia y en el cumplimiento de la paz y de la unidad de la familia humana, proyecto de Dios sobre el mundo; y otro, que da preferencia a las actitudes de autosuficiencia, nacionalismo, proteccionismo, individualismo y aislamiento, dejando fuera a los más pobres, los más vulnerables, los habitantes de las periferias existenciales”, reflexionó ante la sesión plenaria de la ONU.

La ONU como un taller para la paz frente a la erosión del multilateralismo

En referencia a los conflictos armados actuales y el desarme nuclear, cuestionó si las principales amenazas a la paz y a la seguridad como la pobreza, las epidemias y el terrorismo, entre otras, pueden ser enfrentadas efectivamente cuando la carrera armamentista, incluyendo las armas nucleares, continúa desperdiciando recursos preciosos que serían mejor utilizar en beneficio del desarrollo integral de los pueblos y para proteger el ambiente.

Para el Pontífice, el clima de desconfianza y la erosión del multilateralismo resulta todavía más grave “a la luz de nuevas formas de tecnología militar, como son los sistemas letales de armas autónomas (LAWS), que están alterando irreversiblemente la naturaleza de la guerra, separándola aún más de la acción.

“Nuestro mundo en conflicto necesita que la ONU se convierta en un taller para la paz cada vez más eficaz, lo cual requiere que los miembros del Consejo de Seguridad, especialmente los Permanentes, actúen con mayor unidad y determinación”, añadió el Papa Francisco.

En esa misma línea, señaló que “la reciente adopción del alto al fuego global durante la presente crisis, es una medida muy noble que exige la buena voluntad de todos para su implementación continuada”.

Renovación de la arquitectura financiera internacional

En su intervención, al analizar las consecuencias sociales y económicas de la irrupción del COVID-19, exigió a la comunidad internacional elevar los esfuerzos para “terminar con las injusticias económicas” al tiempo que pidió “aliviar” la deuda de los países en vías de desarrollo y que se supriman los paraísos fiscales.

“La comunidad internacional tiene que esforzarse para terminar con las injusticias económicas (…) Tenemos la responsabilidad de proporcionar asistencia para el desarrollo a las naciones empobrecidas y alivio de la deuda para las naciones muy endeudadas (…) Este es el tiempo propicio para renovar la arquitectura financiera internacional”, declaró el Pontífice.

Finalizando su intervención, el Papa Francisco instó nuevamente a utilizar la ONU como un puente entre los pueblos; “usémoslo para transformar el desafío que enfrentamos en una oportunidad para construir juntos, una vez más, el futuro que queremos”, señaló.

Categoria:

Dejanos un comentario