ONU prevé lenta salida de la crisis económica en América Latina y el Caribe

En su nuevo informe

ONU prevé lenta salida de la crisis económica en América Latina y el Caribe

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Nota de prensa
Telesur

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que la recuperación económica de la crisis de la Covid-19 será frágil y desigual en Latinoamérica y el Caribe y avisó del riesgo que corren varios países de sufrir crisis de deuda.

En su nuevo informe de previsiones económicas, la organización vaticina un crecimiento del 3,8 por ciento en la región durante 2021 y del 2,6 por ciento en 2022, frente a una caída del 8 por ciento que calcula para 2020 como consecuencia de la pandemia.

 

La ONU recuerda que la contracción del pasado año en las economías de Latinoamérica y del Caribe, que llegó tras un importante periodo de crecimiento limitado, tuvo “proporciones históricas” por la confluencia de las medidas para combatir el virus, menos exportaciones de materias primas y el desplome del turismo y los viajes que provocó el coronavirus.

Los planes de estímulo de varios gobiernos de la región, unidos a un ligero repunte de la actividad económica mundial, han permitido comenzar una recuperación “modesta” en la segunda mitad de 2020, pero el informe avisa de que los niveles precrisis no se alcanzarán hasta finales de 2023.

Esa recuperación frágil entraña numerosos riesgos, incluido el peligro de que se dé una “década perdida” en términos de crecimiento económico y desarrollo, según Naciones Unidas.

La ONU avisa, además, del riesgo de inestabilidad política y de crisis de deuda en varios países e insiste en su llamamiento a que los acreedores amplíen las medidas de alivio de deuda a naciones de ingresos medios y no solo a las más pobres.

En ese sentido, destaca que en casi una de cada cinco economías en desarrollo y transición el déficit público se situó en 2020 en dobles dígitos como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) y que la lenta recuperación seguirá dificultando estabilizar las cuentas.

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reiteró las alertas sobre las implicaciones sociales de la crisis, que provocará el cierre de 2,7 millones de empresas en la región.

La secretaria ejecutiva de CEPAL, Alicia Bárcena, informó este lunes que unos 8,5 millones de trabajadores en Latinoamérica y el Caribe perderán sus empleos, así como que el 54 por ciento de la fuerza laboral de la región no cuenta con un protección social, ni tienen acceso a los servicios de salud pública. De esa proporción, el 57 por ciento son mujeres, agregó.

Sin una sana participación del gobierno para apoyar al ecosistema empresarial, la crisis de la Covid-19 restará 10 años de crecimiento económico a la región y en los indicadores de pobreza, el retroceso será de dos décadas, concluyó Bárcena.

Compartir esta Noticia

Categoria:

Dejanos un comentario