OLHP: Una política de combate a la delincuencia que cumple dos años

Creada el 13 de julio de 2015

OLHP: Una política de combate a la delincuencia que cumple dos años

Versión para impresiónSend by emailPDF version
El Gobierno garantiza políticas de seguridad enmarcadas en el respeto a los DD.HH. Foto: Yvke Mundial
Yvke Mundial/Anais Lucena

El Estado venezolano tiene la obligación constitucional de garantizar seguridad, tranquilidad y paz a sus habitantes, por lo que está en el deber de implementar los mecanismos necesarios para hacer cumplir este derecho a toda la población.

Siguiendo con esta premisa, el Gobierno Nacional ha ejecutado diversas políticas en la materia. Una de ellas y la más reciente, fue el lanzamiento por el presidente Nicolás Maduro, de la Operación de Liberación y Protección del Pueblo (OLP), el 13 de julio de 2015, enmarcada en el Plan de la Patria y la Gran Misión A Toda Vida Venezuela.

Funcionarios de las fuerzas de acciones especiales de las divisiones de homicidio, secuestro, antiextorsión, antidrogas y otras de delincuencia organizada del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Policía Nacional Bolivariana (PNB), Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), conforman este despliegue en el territorio nacional.

La acción de la OLP responde a las denuncias efectuadas por los ciudadanos y al resultado de los patrullajes que realicen los efectivos en cada sector. Posteriormente, la zona reportada es tomada de manera imprevista para no alertar a los delincuentes, luego se  verifica a cada habitante en el Sistema Integrado de Información Policial (SIIPOL), para determinar si se encuentra solicitado por algún delito y proceder a su detención.

Nueva fase de la OLP

El pasado 6 de octubre de 2016, el ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, (M/G) Néstor Reverol, informó sobre una nueva etapa de este plan, la cual no solamente abordaría los sectores más vulnerables que son víctimas de la violencia criminal, lucharía contra el secuestro, extorsión y homicidios, sino que también combatiría el paramilitarismo colombiano.

Para ello se planteó incorporar la georeferenciación de los estados y localidades, a través de la inteligencia social, a fin de identificar con mayor exactitud los estados y lugares mayores afectados por estos flagelos. 

Igualmente, estaba estipulada la articulación entre los diferentes organismos de seguridad y la población, para dar celeridad a las órdenes de aprehensión de quienes se encuentren solicitados por la justicia.

Además los funcionarios se dividirían en zonas rurales, populares y urbanas, atendiendo tanto a las barriadas y zonas populares como los sectores de la frontera con Colombia y mediante la "OLP Fase Urbana Concentrada", intervenir los urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Adicionalmente, luego de haber sido liberado el territorio, se buscaría atender y articular con la comunidad las necesidades que presenten en materia de salud, alimentación, educación, entre otros; así como también implementar la recreación, cultura y deporte como actividades de prevención.

Reformada en OLHP

El primer Mandatario Nacional anunció a principios del mes de enero de 2017, la reformación de este programa para adquirir un carácter más humanista, ante el presunto abuso de poder y exceso en el uso de la fuerza de los cuerpos de seguridad del Estado.

“Las OLP han sido concebidas en su nacimiento para ser operaciones de inteligencia, de captura y de aplicación de la justicia constitucional, de la justicia justa, contra los criminales más peligrosos”, dijo por lo que la renombró Operación de Liberación Humanista del Pueblo (OLHP).

Siguiendo este lineamiento, el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, inició un proceso de elaboración de manuales y protocolos de procedimiento, para orientar la actuación de los funcionarios y prevenir la posible violación de Derechos Humanos.

Cumpliendo con esta nueva directriz, se mantienen seis fases, las primeras tres abordan aspectos como: el levantamiento de información y planificación; ejecución de la acción y búsqueda; patrullaje continuo y abordaje integral.

Denuncia anónima

El pueblo venezolano tiene a su disposición el número 0-800-SECUESTRO (0-800-732-83-78), activo las 24 horas del día, para recibir denuncias de forma anónima sobre cualquier irregularidad en el sector donde habita.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.