"No llores por mí Argentina"

Opinión

"No llores por mí Argentina"

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial/ AVN

La canción Don't cry for me Argentina, del musical Evita, evoca la frase que ella dirigió en su discurso de despedida a "Los Descamisados", el pueblo que ella rescató del hambre, desempleo, enfermedad e ignorancia, plagas resucitadas por el capitalismo y su modelo neoliberal sembradas por Macri, derrotado el pasado domingo en las primarias (PASO) tras arrojar al país al caos y a un futuro incierto que el binomio Fernández-Fernández tiene la misión de reparar tras los comicios presidenciales del próximo 27 de octubre.

Y es que las encuestas apuntan a la victoria ese día de las fuerzas revolucionarias y progresistas sobre el fascismo del Imperio y sus vasallos del partido de Macri y de los medios mercenarios que lo apoyan, quienes se lamen las heridas del fracaso de su discurso de mentiras, renuentes a aceptar la realidad porque como dijo Lincoln: "Podrás engañar a todos durante algún tiempo; podrás engañar a alguien siempre; pero no podrás engañar siempre a todos".

Se trata de una victoria de la verdad sobre la mentira enmarcada en el proceso de rescate de la memoria perdida de los pueblos de la Patria Grande engañados por los "cantos de sirena" de políticos fascistas como Macri que derrocaron con golpes parlamentarios a los mandatarios elegidos con sus votos; o como Moreno, el Judas que traicionó al pueblo ecuatoriano y a Correa.

De allí el reto que tienen por delante Alberto Fernández y Cristina Fernández Kirchner, lideresa revolucionaria quien con su esposo Néstor convirtió "La Década Perdida" que encontraron, en "La Década Ganada" que construyeron, y que siente como Evita dijo en su obra "La Razón de mi Vida": "He hallado en mi corazón un sentimiento fundamental que domina desde allí, en forma total mi espíritu y mi vida: ese sentimiento es mi indignación frente a la injusticia"

Y es que Cristina y Alberto no son "los bandidos de la Izquierda que comenzaron a volver al poder", como dice Bolsonaro, sino la avanzada de un proceso de victorias revolucionarias que como vaticinó Maduro se extenderán a otros países de la región y "que serán más radicales" como han de ser los a a darse en Brasil, Ecuador y otras naciones.

Una avalancha de paz, libertad y dignidad en avance arrollador para retomar el poder que los pueblos de la Patria Grande una vez perdieron a manos de un Imperio y sus vasallos, y que hoy están en camino al basurero de la historia.

Categoria:

Dejanos un comentario