Mapuches acusan a policía de Macri de ir a cazarlos

Mapuches acusan a policía de Macri de ir a cazarlos

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Referencial
Página 12 / La Radio del Sur
“Salieron a cazarnos. Nosotros nos defendimos con piedras y palos, nada más. Y ellos nos tiraban con municiones de plomo, sin medir consecuencias”, relató uno de los dos integrantes de la comunidad indígena mapuche Lof Lafken Winkul Mapu de Bariloche (Argentina) herido de bala durante la represión del pasado fin de semana –en la que fue asesinado el joven Rafael Nahuel– por parte de efectivos del grupo Albatros de la Prefectura Naval, destaca Página|12.
 
Su testimonio contradice la versión del “enfrentamiento” sostenida por voceros del gobierno de Mauricio Macri.
 
Además, el integrante de la comunidad, que mantuvo su identidad en el anonimato por razones de seguridad, sostuvo que el disparo que mató a Rafael ingresó a la altura de la cadera y salió a la altura del tórax.
 
Por su parte, la abogada de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Argentina, Natalia Araya, confirmó que el juez de la causa, Gustavo Villanueva, autorizó al organismo a participar de la inspección ocular y el peritaje en el lugar de la muerte (aún sin fecha) y exigió que esas diligencias se realicen “de forma inmediata”. “Se va dar cuenta que es totalmente falso”, aseguró la abogada en referencia a las versión sostenida desde el Ministerio de Seguridad.
 
El integrante de la comunidad Lafken Winkul Mapu, entrevistado por la revista Cítrica, contó que el ataque del grupo Albatros ocurrió en la tarde del sábado, cuando el grupo que se refugió en la montaña tras la represión del pasado jueves escuchó: “‘¡Quietos, al piso!’ Aparecieron de la nada y nos tiraron a matar. No dijeron quiénes eran”.
 
El mapuche, herido en el brazo izquierdo con orificio de entrada y salida, mostró en una foto algunos de los casquillos que quedaron en el lugar de la represión y aseguró que, ante el grito de las fuerza especial de Prefectura Naval, ellos respondieron con piedras.
 
“Enseguida nos dimos cuenta que estaban tirando con plomo. Ahí hirieron al primer peñi (hermano). Él gritó: ‘¡Me dieron, me dieron!’ Nos dimos cuenta que estaban tirando con munición 9 milímetros. Nos agachamos, y las balas rebotaban por todos lados. Otra lamién (mujer) fue herida en el hombro, la bala le pasó de lado a lado”, relató.
 
Agregó: “Cayó el peñi (hermano) Rafael al piso, y gritaba: ‘¡Ahhh, no puedo respirar, no puedo respirar!’ Y cuando lo arrastramos para ver lo que tenía, se le había cerrado el pecho”.
 
El integrante de la comunidad también indicó que cuando bajaron el cuerpo de Rafael fue “con las manos levantadas, pidiendo por favor que nos dejen sacar el cuerpo, porque el peñi (hermano) se nos murió a la mitad del camino, en nuestros brazos”.
 
Al respecto, la abogada del APDH agregó que Rafael “estaba agachado y de espaldas” cuando recibió el disparo letal, e indicó que aún no fueron notificados sobre los resultados de la autopsia hecha sobre el cuerpo del joven.
 
Araya crítico el comunicado difundido por el Ministerio de Seguridad, que habla de un “enfrentamiento” con el grupo de la comunidad que permaneció en la montaña, que “comenzó una agresión contra los Albatros con piedras, boleadoras y lanzas” y después agrega que el supuesto ataque fue “con todo tipo de armas”, incluso “dos o más personas portando armas de fuego”.
 
“Es totalmente falso todo esto”, indicó la letrada en referencia al comunicado del Gobierno a la espera que el juez Villanueva de fecha y horario para el peritaje en el lugar donde fue asesinado Rafael.
 
“Pudimos apreciar vainas perdidas de calibre de plomo, y estamos a la espera de la inspección para ver con qué más nos encontramos”, señaló la abogada, quien fue parte de la comisión que abrió un espacio de diálogo para que el magistrado tome declaración a los integrantes de la comunidad Mapuche.

Compartir esta Noticia

Categoria:

Dejanos un comentario