Lluvias causan estragos en cementerios de Perú

En la región Lambayeque

Lluvias causan estragos en cementerios de Perú

Versión para impresiónSend by emailPDF version
(Foto. Archivo)
Telesur

Las lluvias han destruido cementerios de Perú. Reportes de la prensa de ese país suramericano dan cuenta de la inundación de 22 nichos de tres de los 28 pabellones que tiene el camposanto Jardines de la Paz, ubicado en el distrito de Túcume, en la región Lambayeque, al noroeste de Perú

Según el diario El Comercio, algunos ataúdes y cadáveres permanecen expuestos. El agua acumulada tiene una altura de 60 centímetros.

"Pasan los días y más pabellones siguen asentándose aún más. Si no se hace más que succionar el agua, esto puede caer ya. Hay unos 10 mil cadáveres enterrados en este lugar", contó José Díaz, trabajador del camposanto.

El cementerio tiene una antigüedad de 120 años. El mausoleo del sabio Federico Villarreal también ha sufrido los embates del agua. La situación se complica debido a que los inmuebles contiguos arrojan las aguas que succionan en el mismo camposanto. "La gente no colabora. Parece que no se da cuenta de que esto podría desencadenar una epidemia", añadió José. 

Juan Benito fue a visitar el nicho de su hija, pero no pudo ingresar porque "es imposible hacerlo". "Él agua cubre la primera fila de los pabellones y podría contraer una emfermedad porque está contaminada", narró. 

En el camposanto hay unos diez mil cadáveres enterrados. Una situación similar ocurrió en el cementerio del distrito de Picsi. Allí, incluso, restos óseos, cruces y ataúdes quedaron flotando.

El cementerio de Túcume tiene una antigüedad de más de 50 años y el agua de lluvias acumulado debilitó las bases de los pabellones.

Esta es la tercera vez que se registra un hecho similar. En 1983 y en 1998 el "Jardines de la Paz" colapsó y varios de los restos óseos se perdiero

En el distrito de Picsi también se pudo observar ataúdes expuestos y el agua arrasó con varias cruces que identificaban las tumbas.

El agua acumulada tiene una altura de 60 centímetros y algunos ataúdes y cadáveres permanecen expuestos. Este cementerio tiene una antigüedad de 120 años en el que hay unos diez mil cadáveres enterrados.

Las lluvias torrenciales, los deslizamientos de tierra y el desbordamiento de ríos han causado la muerte de 25 personas y han afectado a más de 200.000 personas en Perú desde comienzos del año.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.