La lluvia se llevó en una noche 150 años de recuerdos (Crónica)

La lluvia se llevó en una noche 150 años de recuerdos (Crónica)

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Fotos: Prensa Dirci
YVKE Mundial/ Prensa Dirci

Solo dos horas de fuerte lluvia bastaron para que los 150 años de historia de una comunidad quedaran devastadas. Vega de La Pava, sector de Macanillo, parroquia Francisco Romero Lobo del Municipio San Cristóbal, es el epicentro de una tragedia inédita. “Nunca lo habíamos vivido”, dicen los pobladores.

Fue el 28 de junio en horas de la tarde, cuando Nancy Ramírez, damnificada de la zona, comenzó a darse cuenta que el piso de su casa se estaba quebrando.

“En la tarde llamo a mi papá y le comento lo que estaba pasando y me dijo – No mija, eso no es nada, tranquila. De repente nos damos cuenta que las familias de las otras casas estaban desocupando”.

Macanillo es un pueblo en el que prevalece la solidaridad. Producto de las afectaciones que de seis viviendas y la escuela, todos se abocaron a colaborar.

“Nosotros teníamos que ayudar a mi papá a desocupar. Para él ha sido muy difícil porque su trapiche era una reliquia familiar. Por generaciones muchos se criaron en esa casa. Pasó de sus padres a él; crecimos nosotros – 7 hermanos – nuestros hijos y los de ellos”.

 

Son más de 150 años de recuerdos

Esa noche la inclemente lluvia y la fuerza de la naturaleza se llevaron montaña abajo, y de un solo sacudón, el trapiche, las casas y la escuelita “Epitacio Márquez Duran”.

El deslizamiento que provocó el aguacero de aquel inolvidable domingo dejó 20 personas sin techo, 13 niños sin educación y 3 adultos sin trabajo.

Nancy agradece a Dios por haberles permitido seguir viviendo es una zona de paz, en la que el don de gente forma parte de su ser.

Las tempestades no han sido impedimento en el pueblo. Son más de 250 familias las que conforman cuatro importantes comunidades de la parroquia: Macanillo, Vega Las Mesas, La Palmita y Mundo Nuevo.

Los hombres salen a sus trabajos de campo – que complementan con los trabajos de despeje de vías con picos y palas-, los niños no borran su sonrisa del rostro y las damas realizan sus labores cotidianas que hacen ameno el día a día, ante las complicaciones y estragos de las lluvias.

En el recorrido por las zonas afectadas de Macanillo, la comitiva enviada por el Gobernador José Gregorio Vielma Mora, recopiló las necesidades de los lugareños para darles solución inmediata.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.