La importancia del ahorro energético

Conozca algunas opciones

La importancia del ahorro energético

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: (Archivo)
Yvke Mundial/VTV

Para los que no saben el ahorro energético consiste en la optimización del consumo energético, cuyo objeto es disminuir el uso de energía pero produciendo los mismos resultados finales.

Es importante que todos concienticemos y unamos fuerzas con el ahorro energético, debido a que con esto se ayudará a la conservación del planeta, con un mínimo aporte que se haga bien sea cerrando la ducha mientras se enjabona, o el grifo mientras se cepilla, apagando la luz durante el día y desconectando el cargador cada vez que culmine de recargar su batería; estos pequeños detalles parecen insignificantes pero para el planeta tierra valen mucho.

La energía eléctrica es fundamental para realizar gran parte de nuestras actividades del día día, gracias a ésta tenemos una mejor calidad de vida. Porque con tan solo oprimir un botón obtenemos luz, calor, frío, imagen o sonido. Su uso es indispensable y difícilmente nos detenemos a pensar acerca de su importancia y de los beneficios que genera utilizarla eficientemente.

Muchas personas politizan este tema haciendo creer  que las regulaciones que actualmente se están implementando son caprichos del Presidente, Nicolás Maduro, realmente siendo de gran importancia para el futuro de nuestro país, por eso el llamado es a la conciencia de todas las personas a usar de manera razonable el consumo de agua y energía por esto a continuación, encontrará un listado de consejos que se pueden aplicar en su casa, escuela u oficina:

 

Apagar los equipos eléctricos

 

Establecer como regla que las computadoras, impresoras, ventiladores, calentador/enfriador de agua y hasta las cafeteras, estén apagadas y en lo posible desconectados al término de la jornada laboral.

 

 

Limpiar con frecuencia los filtros del aire acondicionado

Establecer en forma permanente un programa de mantenimiento y limpieza al equipo eléctrico, por ejemplo, de lámparas y aires acondicionados.

 

Apagar los equipos cuando no estén en uso

Las computadoras y otros equipos (fotocopiadoras e impresoras, sistema de iluminación), suelen estar encendidos todo el día y hasta en la noche. Apáguelos al terminar la jornada laboral.

 

Apagar los monitores de las computadoras

Puede ahorrar mucha energía eléctrica si apaga el monitor; éste utiliza un alto consumo  de electricidad.

 

Aprovechar la energía solar

Permita que el sol se filtre hacia las oficinas, levantando cortinas y/o persianas.

 

No permitir que se desperdicie energía por las ventanas

Si la oficina cuenta con  aire acondicionado, asegúrese que las ventanas estén bien cerradas.

 

Apagar las luces

Apagar las luces siempre que las oficinas estén desocupadas.

 

Recordatorio para apagar los equipos

Colocar recordatorios ayuda a adquirir esta importante costumbre. Hacer nuevos recordatorios cada cierto tiempo, para volver a llamar la atención del usuario.

 

Encender sólo lo necesario

Si trabaja durante la noche, ilumine sólo las áreas que necesite y apague los equipos que no esté utilizando.

 

Emplear tecnología que ahorre energía eléctrica

Una empresa siempre debe de elegir un servidor con la mayor eficiencia energética disponible.

 

Optimizar aplicaciones

El software ineficiente, incluso aquel que genera poco valor de negocio, deberá ser depurado, optimizado o descontinuado.

 

Mantenimiento de centros de cómputo

Los administradores de centros de cómputo deben mejorar la eficiencia de sus instalaciones para asegurar que todos los equipos estén funcionando de manera óptima y disminuir los requerimientos de enfriamiento.

 

Detectores de presencia

Utilizar sensores de presencia. Estos apagan las  lámparas automáticamente cuando no se encuentra persona alguna.

 

Verificación de encendido

Solicitar a las últimas personas que se retiran de la oficina, apagar las luces o den aviso para que se apaguen.

 

Evitar el consumo de electricidad en espera

 

  • Desconectar la carga, retirando la clavija del contacto.
  • Usar un interruptor manual o un multicontacto desde el cual se puede cortar la corriente de suministro.
  • Utilizar un elemento más sofisticado, como son los reguladores, para apagar totalmente el equipo sin desconfigurar  sus funciones.
Contenido Relacionado: 

Compartir esta Noticia

Categoria:

Dejanos un comentario