La Guaira arriba a 426 años de fundada

Piden sea nombrado Patrimonio Cultural

La Guaira arriba a 426 años de fundada

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: (Archivo)
YVKE Mundial/ AVN

 

Profundizar en la historia de la población de La Guaira significa hacer una radiografía a Venezuela. Es el retrato de una serie de eventos que se remontan desde tiempos precolombinos, de cuando los aguerridos indígenas caribes obligaron a los araguacos a desplazarse tierras adentro, y estos dejaron como herencia sólo el nombre de Huayra, que significa viento en guaraní, para esta franja territorial que se extiende entre el mar y la cara norte del cerro Waraira Repano.

Este lunes 29 de junio, día de San Pedro y San Pablo, La Guaira arriba a 426 años de haber sido fundada con el nombre de San Pedro de La Guaira, por el entonces gobernador de la Provincia de Venezuela, Diego de Osorio, en nombre del rey español Felipe II.

Actual capital del estado Vargas, con más de 19.500 habitantes, La Guaira es hoy una ciudad que mezcla en su seno el dinamismo de la actividad aduanal y el intercambio comercial, desde siempre impuestos por su puerto, con relatos de cruentas conquistas, resistencia aborigen, bombardeos piratas, sismos y deslaves, triunfos patriotas y traiciones.

El sabor añejo de su casco colonial, uno de los más grandes e importantes de una época que retrocede a 1589, está aún vigente en estructuras como la Casa Guipuzcoana, primera aduana del país creada en 1730 y alojamiento de muchos ilustres, entre ellos, el Libertador Simón Bolívar.

También en El Vigía, fortaleza desde la que estallaron cañones españoles contra invasores de otros reinos; y el castillo San Carlos, en cuyo calabozo retumba la voz del prócer Francisco de Miranda cuando inició su viaje desventurado hacia una muerte que lo impidió ver la soñada libertad, no sólo la propia, sino la de la naciente República.

Esa es La Guaira, la del tambor y la fulía, la de gente amable y solidaria, la de calles estrechas que preservan los anales de la independencia, la que vio nacer a José María Vargas, Manuel Gual, Carlos Soublette, José María España y su heroína esposa, Josefa Joaquina Sánchez.

Es la cuna de Los Tiburones de La Guaira, equipo de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional que cuenta con la mejor samba y que tiene en su haber figuras como Carlos “Café” Martínez, en honor a quien hoy se construye el primer estadio de este deporte profesional en la entidad. Y, más recientemente, de los aguerridos Bucaneros de La Guaira, referencia en la Liga Venezolana de Baloncesto.

Es una tierra que tributa, ofrenda, regala olores, sabores e imágenes que han logrado sobrevivir y que inspiran a poetas, pintores y escritores.

“Vivir en La Guaira es vivir, es respirar, es sentir; oír voces que te hablan, que te cuentan historias”, dijo la poeta Marilyn Gutiérrez, habitante de una de estas callecitas mencionadas por Luis María “Brillo” Frómeta y homenajeada en la reciente edición del Festival Mundial de Poesía en Vargas.

A 426 años

La Guaira ha sido escenario de numerosas obras de infraestructura, que hacen combinar lo colonial con lo moderno.

La Gobernación, a través del Instituto Autónomo de Infraestructura (Infravargas), avanza en la construcción de un nuevo terminal de pasajeros, el segundo más grande de la entidad, y en la plaza Bolívar más grande de Latinoamérica.

En la parroquia capital también se erigen un gimnasio vertical, una cancha en el sector Llano Adentro y escolleras que servirán de paradores turísticos.

La gestión del mandatario regional, Jorge Luis García Carneiro, construyó, además, un estadio de béisbol menor y remozó caminerías, paradas peatonales y parques biosaludables.

Junto al Ministerio de la Cultura, se recupera el antiguo Cementerio de los Españoles, que data del siglo XVIII, además de la casa de José María España por parte de la Oficina de Planeamiento Urbano de la Alcaldía de Vargas. Esta última prepara, de la mano del Poder Popular, una serie de proyectos para reconstruir el casco colonial.

Patrimonio

Bajo la supervisión del Instituto de Patrimonio Cultural (IPC), la empresa privada también adelanta proyectos. La Guayra Hotel Boutique, con capacidad para 27 habitaciones, tendrá restaurante, bar, terraza y piscina en la parte superior. Este proyecto se erige en la calle Bolívar, sobre lo que fue la Casa Quintero, el edificio Naviboc y la casa Boccardo.

“Son tres casas que estamos integrando en una sola, con el apoyo del arquitecto Ramón Paolini, experto en restauración que rehabilitó la Quinta Anauco, la Casa Natal del Libertad, el Centro de Arte La Estancia, el Centro Histórico de Petare para la sede de la Fundación Bigott, entre otras obras”, indicó el presidente de la Fundación para el Rescate de La Guayra Ciudad Histórica, Rubén Contreras.

También La Casa de Los Tiburones de La Guaira, restaurante temático con capacidad para 200 comensales, una tienda para la fanaticada y un salón de usos múltiples. Contará con 1.021 metros cuadrados de construcción, adyacente a la Casa Guipuzcoana. “Esperamos que tanto el hotel boutique como el restaurante temático estén listos para finales de 2016”, anunció.

Un tercer proyecto, aún sin fecha de entrega, es el Restaurante Escuela Don Armando, en honor al chef venezolano Armando Scannone, que contará con salones y un restaurante para el público donde se podrá degustar lo mejor de la gastronomía nacional.

“Tenemos una deuda con La Guaira, y lo menos que se merece es que se nombre Patrimonio Cultural de la Humanidad. Para eso debemos recuperar sus casas, tal como se ha hecho en el Viejo San Juan (Puerto Rico) y Cartagena (Colombia) (…) Creo que podemos estar orgullosos no sólo de nuestro pasado sino de lo que será nuestro futuro, y por eso trabajamos en este sueño”, dijo el arquitecto guaireño, quien animó a empresa privada y Gobierno a unir esfuerzos.

Contenido Relacionado: 

Categoria:

Dejanos un comentario