Inversión social es sagrada para la Revolución Bolivariana

Expresó Tareck El Aissami

Inversión social es sagrada para la Revolución Bolivariana

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Twitter
YVKE Mundial/Karen Navarro

El vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami, en el acto de entrega de memoria y cuenta del ejecutivo nacional, manifestó que la inversión social es sagrada para la revolución y se ha incrementado de manera sostenida en la última década.

Indicó que durante el 2017 el salario mínimo se incrementó seis veces, lo que significa que es parte de la defensa de la estabilidad laboral como un gobierno propio obrerista.

Enfatizó además, que en cuanto a la Gran Misión Amor Mayor, ya existen 3.551.864 pensionados que representan el 93.1% en edad de ser beneficiados, mientras que durante el año 1998 solo abarcaba el 19.6% de la población.

Asimismo, notificó que el gobierno revolucionario ha democratizado viviendas dignas para el pueblo venezolano; desde el 2011 hasta el 2017, han entregado 1.932.869 hogares de la patria y en este año se alcanzará la meta de 2 millones de viviendas.

En este sentido, se le suman 569.218 viviendas rehabilitadas a través de Barrio Nuevo Barrio Tricolor (BNBT) en todo el país, pese al criminal  ataque económico.

El Aissami añadió que para el año 1999, se había comprobado una pobreza extrema de 9.9%, entretanto para el año 2017, esto había disminuido considerablemente un 4.4%.

Por otro lado, en el sistema de salud, más de 415 mil personas fueron atendidas durante el 2107 a través del Plan Nacional Quirúrgico y entre la Misión Barrio Adentro y 0800 Salud, se abarcaron 800 mil personas y se declaró al país 100% Barrio Adentro.

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) han marcado la seguridad alimentaria, siendo esto una ruta segura de abastecimientos para los hogares y  permitiendo mitigar los efectos de  la guerra económica

Finalmente, expresó que el presidente Nicolás Maduro impulsó la creación del Plan Chamba Juvenil, dirigido para aquellos jóvenes entre 15 y 35 años que se encuentran desocupados, con el propósito de que sean incorporados al campo laboral o en plena formación, para que asuman tareas inmediatas.

“Con el Carnet de la Patria se logró facilitar el acceso del pueblo, de las distintas políticas de protección del gobierno revolucionario”, manifestó Tareck El Aissami.

Escuche el Audio: 

Categoria:

Dejanos un comentario