Importancia del contacto físico con la mascota

Hablemos de los perros

Importancia del contacto físico con la mascota

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Misión Nevado
YVKE Mundial/Misión Nevado

Tanto los animales de compañía como nosotros, necesitamos demostrar y recibir afecto a través del contacto físico y en esta nota hablaremos del contacto con los perros. Como animales mamíferos, el contacto físico es la primera necesidad que experimentamos al nacer: buscar el contacto con la madre que dará protección y alimento.

En los perros, este contacto físico lo marcara para el resto de su vida, pues, más allá del simple hecho de servir como protección física contra determinadas amenazas o de barrera aislante frente al frío (recordemos que el cachorro es incapaz de regular su temperatura y ésta es de varios grados por debajo de la temperatura normal de un perro adulto), el contacto físico es una señal de afecto o cariño esencial que recordara y buscara a cualquier edad.

Nuestras normas humanas en el hogar muchas veces limitan el contacto físico con nuestros perros, Esto, en principio, es algo difícil de entender para un perro, puesto que lo natural para él sería descansar “tocándose mutuamente”.

Al incorporar un animal de compañía a nuestras vidas estamos compartiendo espacios y afectos y eso requiere de una interacción que permita la buena convivencia, en principio, comprendiendo que ellos no son humanos y no conocen nuestros códigos, no distinguen entre un sillón o un tapete, un mueble o un árbol, se requiere de un trabajo de conocimiento conjunto en el que prime el afecto, muchas cosas que a nosotros nos parecen normales, para ellos no lo son, el volumen del sonido, por ejemplo.

Los perros no hablan como nosotros, pero entienden y se comunican, debemos prestarles atención y comprender que desean expresar ,  la falta de contacto con nuestros perros siempre es un problema, pero supone uno especialmente más grave en el caso de perros con determinados problemas de conducta, principalmente aquellos relacionados con miedos e inseguridades.

El efecto relajante del contacto físico, ya sea táctil o visual, estimula la confianza mutua y genera una serie de beneficios que difícilmente puedan ser obtenidos de otra manera.

Hay perros que no son capaces de disfrutar del contacto físico porque en algún momento de su vida tuvieron experiencias traumáticas con las personas, muchos terminarán recuperándose y aprenderán a relajarse y disfrutar de nuestro contacto. En cambio, algunos de ellos nunca llegarán a poder recuperar dicha capacidad, y nuestra labor será respetarlos.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.