Gran Cine respalda proyecto de reforma a la Ley de Cinematografía

En la última década los logros del séptimo arte criollo han aumentado “exponencialmente”

Gran Cine respalda proyecto de reforma a la Ley de Cinematografía

Versión para impresiónSend by emailPDF version
YVKE Mundial /Correo del Orinoco

El presidente de la distribuidora Circuito Gran Cine, Bernardo Rotundo, manifestó este lunes su respaldo al proyecto de reforma a Ley de Cinematografía Nacional, presentada ante la Comisión Permanente de Cultura y Recreación de la Asamblea Nacional (AN) el pasado 3 de junio. A su juicio, los cambios en la normativa redundarán en más logros para el séptimo arte criollo y mayor diversidad en las pantallas.

Rotundo considera que esta nueva reforma al instrumento legal será “para dotar al cine venezolano de un marco normativo que estimule aún más el desarrollo de las regiones, el aprovechamiento del inmenso talento en las 24 entidades del país, que profundice la internacionalización de nuestro cine y genere incluso divisas al mismo tiempo que sea portador de identidad nacional”.

“Una segunda reforma procura incidir en una oferta cinematográfica más plural, diversa, que no siga permitiendo que un solo tipo de cine domine 90% de las pantallas venezolanas”, añadió.

CIFRAS

Rotundo inició sus declaraciones con cifras contundentes relacionadas con los logros del cine venezolano en la última década, resultado de la primera reforma a la ley en el año 2005.

Mencionó que entre 1994 y 2004, se estrenaron en Venezuela 45 largometrajes nacionales. Luego de la primera reforma a la Ley de Cine, aprobada en 2005; se han estrenado entre 2005 y 2015, un total de 171 películas venezolanas, que representan un incremento de 380%.

Entre 1994 y 2004, el cine venezolano convocó 3,3 millones de espectadoras y espectadores, mientras que luego de la reforma a la ley, entre 2005 y 2015, el séptimo arte venezolano tuvo 17,3 millones de espectadoras y espectadores, un incremento de 522%.

“En el año 2014, el cine venezolano convocó a más de 4 millones y medio de espectadores, siendo la cifra más alta en los 118 años en la historia del cine de nuestro país, y representó 15% de todo el cine visto en Venezuela, con lo cual Venezuela superó porcentualmente en el año 2014 a potencias cinematográficas como México y Brasil, y solo estuvo a dos puntos porcentuales de la cifra obtenida por otro coloso cinematográfico del continente como el cine argentino”, expresó.

En la década 2005-2015, se evidencian otros logros como 610 premios internacionales para películas criollas en festivales de los cinco continentes, así como el otorgamiento de 759 becas para que jóvenes pudieran estudiar cine en Venezuela o en el extranjero.

La primera reforma a la norma, detalló Rotundo, hizo posible que casi 700 trabajadoras y trabajadores independientes del séptimo arte cuenten con un programa de bienestar social y que aumentara “exponencialmente” el número de estrenos. Entre 1994 y 2004 se estrenaron entre 2 y 8 películas por año. Más recientemente, solo en 2013 se estrenaron 21 filmes, en 2014 un total de 25 y en lo que va de este año van 18 y “en la lista de espera de aquí a diciembre tenemos 21 más, con lo cual se rebasarán este año todos los récord anteriores”.

El distribuidor también celebró que la industria cinematográfica ha creado puestos de trabajo y riqueza; se han realizado producciones en el interior del país; hay mayor diversidad de temas, géneros y miradas; y se le han dado oportunidades a las nuevas generaciones: “De hecho, las películas más exitosas del nuevo cine nacional son óperas primas”.

“Todos estos logros hay no solo que mantenerlos sino ampliarlos, y para eso se plantea la segunda reforma de la Ley de Cine”, reiteró.

DECISIÓN GREMIAL

Rotundo recordó que los gremios del séptimo arte criollo se dieron cita en el Foro del Cine Venezolano, celebrado en agosto del año pasado, donde “fue unánime” la decisión de reformar la ley de sector.

“Coincidió todo el sector cinematográfico nacional que era necesario mejorar” la ley de cine, recalcó.

A esta decisión del gremio, continuó Rotundo, se unió la necesidad de adaptar la normativa a la nueva Ley Orgánica de Cultura, sancionada en noviembre de 2014, para adaptar el articulado del cine al nuevo instrumento marco.

Ratificó que la reforma a Ley de Cinematografía Nacional no se hace de forma abrupta y llamó a las personas interesadas en participar en los debates o a presentar sus propuestas. La AN “está esperando que todos los sectores del país presenten sus ideas y sus preocupaciones”, acotó.

POR LA DIVERSIDAD

Por su parte, el dirigente del partido Patria Para Todos (PPT) y cineasta, Carlos Azpurua, dijo que en las discusiones de la reforma a la ley han participado organizaciones como la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos (Anac), la Cámara Venezolana de Productores de Películas de Largometraje (Caveprol), la Cámara de la Industria Cinematográfica, la Asociación Venezolana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (Avepca) y Gran Cine.

Negó que con la reforma se trata de “encender la pradera” o de “nacionalizar todo” y de lo que se trata es hacer valer los preceptos de la Constitución.

“Queremos que se abran áreas de pantallas para el cine diverso, cine que cumpla la función del derecho humano a la diversidad, que no se monoconsuma el cine estadounidense”, exigió Azpurua.

“Cuando logremos que nuestros gobiernos entiendan el efecto cultural que generaría la integración a través del cine” se logrará “un impacto en lo político y cultural”, opinó.

El cineasta John Petrizzelli respaldó las declaraciones de Bernardo Rotundo y Carlos Azpurua, por tratarse de “un solo clamor: que se impulsen las reformas necesarias a la Ley de Cine”.

Petrizzelli denunció que Cinex se negó a exhibir su documental Tí@s

El director John Petrizzelli denunció que la empresa Cinex se negó a exhibir su más reciente producción, el documental Tí@s, así como la película Todo por la taquilla, del director Héctor Puche.

“Cinex está negado a apoyar al cine nacional”, fustigó.

Petrizzelli dijo que por la negativa de Cinex su película no se ha exhibido en Barinas, Punto Fijo, Acarigua-Araure, Valera, Ciudad Ojeda y otras ciudades. Esto, ha perjudicado “la recaudación de la renta fílmica y limitando el derecho de los espectadores de las mencionadas ciudades a disfrutar de diferentes opciones de cultura cinematográfica, como está contemplado en la Constitución”.

El Correo del Orinoco intentó comunicarse vía telefónica ayer por la tarde con la Dirección de Programación de Cinex sin obtener respuesta.

T/ Várvara Rangel Hill
F/ José Luis Díaz

Categoria:

Dejanos un comentario