Fumar en el embarazo altera desarrollo del ADN del feto

Reseñó Prensa Latina

Fumar en el embarazo altera desarrollo del ADN del feto

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo.
YVKE Mundial/ Prensa Latina

El consumo de cigarrillos durante la gestación conlleva a una modificación química del ADN del feto que presenta un patrón similar al del genoma de los fumadores adultos, dio a conocer este viernes un estudio.

Los neonatos expuestos al tabaco reciben en el útero, a través de la sangre y la placenta, los efectos nocivos del cigarro, causando alteraciones en los grupos de metilo que están relacionados con el desarrollo de los pulmones y el sistema nervioso del bebé, alerta la pesquisa publicada en la revista American Journal of Human Genetics.

Estas metilaciones se asocian también con distintos tipos de cáncer y defectos en el nacimiento como el caso del labio leporino, señalaron los especialistas del Instituto Nacional de las Ciencias de Salud Ambiental de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Para llevar a cabo el estudio, el mayor realizado hasta el momento, los investigadores analizaron los datos de seis mil 685 bebés y sus madres, divididas en tres grupos: fumadoras constantes, ocasionales y las que consumieron al menos un cigarrillo en el embarazo.

Los resultados arrojaron que los niños de madres fumadoras constantes presentaron hasta seis mil 73 localizaciones de ADN modificado que no tenían los hijos de las no-fumadoras. Estas modificaciones en los genes influyen en el desarrollo del bebé y su predisposición a padecer ciertas enfermedades pulmonares.

Un segundo análisis con niños mayores, cuyas madres fumaron durante el embarazo, reveló que estas alteraciones del ADN todavía resultaban aparentes en la infancia tardía.

Datos de la OMS estiman que en el mundo existen más de mil millones de fumadores; y que este hábito mata anualmente a casi seis millones de personas, de las cuales cinco millones son consumidores del tabaco y casi 600 mil son no fumadores, expuestos al humo ajeno.

/N.A

Dejanos un comentario