El Barça elimina al Real Madrid en La Liga

En el Santiago Bernabéu

El Barça elimina al Real Madrid en La Liga

Versión para impresiónSend by emailPDF version
(Foto. Cortesía)
Agencias

Golpe definitivo del Barcelona al Real Madrid en La Liga. Los culés lograron un nuevo triunfo en el Santiago Bernabéu solo 72 horas después de que eliminaran a los de Solari, que queda muy tocado, en la Copa del Rey. El conjunto de Valverde volvió a ganar sin brillar, pero un tanto de Rakitic en la primera parte fue suficiente para tumbar a un equipo blanco que demostró una vez más una extrema falta de puntería. [Narración y estadísticas: Real Madrid 0-1 FC Barcelona]

Sin Liga y sin Copa, la Champions será una temporada más la particular ruleta rusa del club merengue. La única opción de levantar un título de aquí a junio pasa por lograr la cuarta corona continental de forma consecutiva. Un reto mayúsculo, aunque si alguien puede hacerlo ese el Real Madrid. Eso sí, mucho tiene que cambiar un equipo que ha perdido dos enfrentamientos contra el Barcelona en la misma semana.

El Clásico comenzó con nervios y pases imprecisos que hacían que el juego de los dos equipos no fuera fluido. A pesar de ello, era el Real Madrid el que se hacía con el dominio en los primeros compases. No había grandes ocasiones, pero el conjunto de Solari había ganado efectivos al remate con la presencia de Bale por Lucas Vázquez en el once.

El galés era la gran novedad en la alineación blanca, mientras que Valverde, respecto al duelo copero, retrasó a Sergi Roberto al lateral derecho y dio entrada a Arthur en el centro del campo. El técnico culé quería tener una mayor proyección ofensiva por la banda y mejorar en la sala de máquinas, ya que, a pesar del 0-3, el Madrid había sido muy superior durante casi una hora. 

El Barça sí tiene pegada

Los errores del equipo merengue permitían al Barça ir creciendo en el partido y la primera oportunidad caería del lado azulgrana. Messi se lleva la pelota ante Casemiro y Sergio Ramos tras una serie de rechaces, pero el argentino no acierta al levantar la pelota por encima de Courtois. No tardaría en llegar la respuesta del Madrid en una internada de Vinicius que terminó en un disparo de Modric que sacó Piqué lanzándose al césped. 

El encuentro era de toma y daca, pero con un conjunto blanco más espeso que en la Copa y que terminaría pagando de nuevo. En el minuto 26 llegaría el castigo para los de Solari con el 0-1. Rakitic, que gana la posición a Ramos, aprovecha un pase en profundidad de Sergi Roberto para internarse en el área y salvar suavemente la salida de Courtois.

El Madrid veía cómo La Liga se escapaba en la misma semana que había caído en la Copa. Los merengues estaban obligados a lanzarse al ataque demasiado pronto, lo que iba a provocar que el Barça fuera un peligro constante a la contra con la velocidad de Messi y Dembélé. Sin embargo, sería Luis Suárez el que pudo aumentar la ventaja con un tiro frontal al que respondió de forma excepcional Courtois. 

La primera parte terminó con polémica, tras un encontronazo entre Ramos y Messi en el que el capitán blanco golpea al argentino con la mano. Piqué, que no pierde oportunidad, se fue a los vestuarios haciendo gestos a la grada y encendió al Santiago Bernabéu. El Barça ya había pedido antes un penalti de Carvajal y rodeó, como acostumbra, a Undiano Mallenco. 

El Madrid quiere, pero no puede

Tras el descanso, y con el Real Madrid volcado, el Barça aprovechaba los balones largos a la espalda de la defensa blanca. El equipo de Solari se movía en el alambre con Vinicius como único peligro para Ter Stegen. El argentino quiso dar más equilibrio con la entrada de Valverde en lugar de Kroos. Un cambio extraño por el resultado y la necesidad imperiosa de victoria del conjunto merengue. 

El Barça estuvo a punto de sentenciar en un centro raso de Jordi Alba que tocó en Carvajal y se envenenó para salir lamiendo el palo. Mientras, Vinicius volvía a encontrarse con el cuerpo de un defensa culé, en este caso Lenglet, en una gran ocasión de los blancos para empatar. 

Por su parte, Solari seguía moviendo el banquillo en busca de una solución. Ahora sacó a Asensio por un Bale que fue pitado por el Santiago Bernabéu. El galés tampoco tuvo su noche y desaprovechó la oportunidad. La puntilla azulgrana estaba más cerca que una reacción madridista. De hecho, Dembélé y Messi rozaron de nuevo el gol con sendos tiros cruzados que se marcharon fuera por muy poco. 

El movimiento de fichas en la partida de ajedrez entre Solari y Valverde continuó con las incorporaciones de Isco y Arturo Vidal. El malagueño, aclamado por la parroquia merengue, era la última bala del Real Madrid en busca de agarrarse a La Liga. Los minutos pasaban y la agonía del conjunto blanco se iba convirtiendo también en impotencia y frustración. 

Lo intentó hasta el final el Real Madrid, con lanzamientos desde fuera del área sobre todo, pero los de Valverde resistieron las embestidas para llevarse tres puntos del Santiago Bernabéu que dejan definitivamente a los merengues fuera de la lucha por La Liga. Ahora, a doce puntos del Barcelona, el equipo blanco deberá centrarse en la Champions. Toda la temporada se la volverá a jugar en Europa, donde el Ajax espera ya el próximo martes para el duelo definitivo por estar en los cuartos de final. 

Categoria:

Dejanos un comentario