Dudamel enfrentará una crisis de varios niveles

Debe conseguir mejores resultados

Dudamel enfrentará una crisis de varios niveles

Versión para impresiónSend by emailPDF version
YVKE Mundial/Meridiano

Rafael Dudamel fue nombrado hace unos días como nuevo entrenador de la selección nacional de fútbol y realmente lo que le espera es un trabajo arduo en esta etapa en la que ha llegado para dirigir al combinado criollo.

Con la Copa América Centenario a la vista, el ex futbolista deberá hacerle frente a ciertos temas que en la actualidad giran alrededor del fútbol venezolano. El balompié nacional está inmerso en una crisis de varios niveles en los que Dudamel tendrá que sortear cada uno de ellos para intentar llevar a un mejor puerto a la Vinotinto.

Situación deportiva

La cuestión más significativa y la que de verdad tiene importancia es la deportiva. Dudamel se hará cargo de la Vinotinto en un momento muy duro del equipo.

Último en las Eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, con un solo punto de 18 posibles, mostrando un nivel deportivo muy por debajo de las expectativas y malos resultados (acompañados de goleadas) repitiéndose constantemente, son las cosas a las que deberá ponerle pecho el nuevo estratega.

El presidente de la Federación Venezolano de Fútbol (FVF), Laureano González, ya habló el día del anuncio de Dudamel que su misión principal es la de hacer “una renovación” dentro del equipo y que no le exigiría resultados inmediatos. Dudamel ha trabajado con los jóvenes valores del balompié criollo y tiene experiencia, tanto en la sub-17 como la sub-20, para realizar de forma efectiva esta tarea.

Sin embargo, el yaracuyano no puede tirar las Eliminatorias ni tampoco desprenderse del reto que vendrá en junio (Copa América Centenario), por lo que con total seguridad el técnico asumirá la labor de elevar lo realizado hasta ahora por la Vinotinto.

La escuadra venezolana, con el tiempo, había elevado sus prestaciones y con resultados había conseguido sacar del último lugar de Sudamérica a Venezuela. Dudamel también se enfocará en eso, porque su gen ganador y su afán lo impulsarán a trabajar por conseguir mejores resultados y volver a poner a Venezuela muy en alto. Con la ayuda de los jugadores, algunos de los que están ahora y los que poco a poco se irán integrando, el ex guardameta tratará de sacar la situación adelante.

Problemas institucionales

Otro de los frentes a los que deberá dar la cara el nuevo seleccionador es al tema relacionado con la FVF.

Para nadie es un secreto que el ente tiene un enfrentamiento abierto con los jugadores que en los últimos días se volvió a avivar. Las declaraciones de Salomón Rondón de un lado y las de Laureano González del otro, encendieron nuevamente la llama.

Desde el pasado noviembre todo empezó con la renuncia de Amorebieta, luego de allí se dieron declaraciones de ambos lados que no sentaron bien a nadie y las cosas terminaron derivando en la carta firmada por 15 jugadores, en la que pedían la renuncia de los dirigentes de FVF.

La pelea no se detuvo y las declaraciones siguieron dándose de ambos lados. El tema de los “premios” para los futbolistas, según el mandatario de FVF, era la razón que más molestaba a los jugadores; mientras ellos destacaban que nunca les había preocupado el tema monetario y que lo que molestaba era la falta de respeto, que sintieron se había cometido hacia ellos.

Sanvicente hizo de mediador y el tema se calmó para afrontar los partidos de Perú y Chile, pero después de los resultados negativos la lucha inició nuevamente.

Lo económico también está afectado actualmente a la selección. Los patrocinantes, según las propias palabras de Laureano González, deben mucho dinero a la institución por lo que su trabajo se ve comprometido al no poder cumplir con algunas labores.

Estos son dos asuntos a los que Dudamel tendrá que prestar atención porque ambos, tanto lo deportivo como lo institucional, influyen de alguna forma en su trabajo.  

Dudamel es un hombre de la casa, alguien que estuvo en los momentos duros y fue parte de esa generación que empezó a vivir en una época más fructífera para el equipo nacional. Su trabajo no será sencillo, pero la confianza, entereza y ganas de superarse, que tanto demostró como jugador con la Vinotinto, volverán a aparecer para defender esa camiseta por la que luchó tantas veces.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.