Docente de UPTM Kléber Ramírez criticó cese de operaciones de planta Kellogg's

Enfatizó que fue intento para impedir que lleguemos al día de las elecciones

Docente de UPTM Kléber Ramírez criticó cese de operaciones de planta Kellogg's

Versión para impresiónSend by emailPDF version
/ Fotos: Archivo
/YVKE Mundial Los Andes / Carla Silvana Cárdenas

El cierre de la empresa Alimentos Kellogg Sociedad Anónima en Maracay estado Aragua, fue recientemente cuestionado en Mérida, en donde se enfatizó que el presidente Nicolás Maduro se enfrentó ante la acción con pericia 

 

Poco después de que los trabajadores y las trabajadoras de Alimentos Kellogg Sociedad Anónima (Alimentos Kellogg S.A.) se encontrasen con que no podían entrar hacia los espacios utilizados para la operatividad de la empresa en Maracay, la incertidumbre les sorprendió.  

El martes 15 de mayo de 2018, en el portón, límite entre el lugar recorrido para asumir sus tareas en lo cotidiano y una rampa colindante a la calle, les fue colocada una notificación en cuanto al depósito en las cuentas de nómina y fideicomiso, de los salarios, beneficios y prestaciones sociales por “virtud de la terminación laboral”, y una alusión sobre dos teléfonos para información adicional y una dirección de correo. 

La medida, un cese de operaciones expuesto como un hecho de conformidad con la ley sobre una hoja impresa en negro y adherida con cinta transparente para embalar, significaba que los trabajadores y las trabajadoras no continuarían en sus empleos y padecerían la interrupción de su remuneración. Se efectuó cerca de la fecha definida en Venezuela para los comicios presidenciales y de legisladores y legisladoras regionales, y es comprendida como una acción en contra del país en donde, con el Estado de derecho y de justicia social liderado por el Gobierno Revolucionario, se construye una democracia participativa y protagónica diferente a las formas de poder defendidas por Estados corporativos, más afines a la conformación de cadenas transnacionales.

Gerardo Molina, docente de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida (UPTM) Kléber Ramírez, criticó el hecho vinculado a la transnacional Kellogg Company también denominada Kellogg's.

Esa acción que comete Kellogg’s no es más que parte del plan orquestado desde las grandes empresas transnacionales contra nuestro país. Eso lo que pretende es evitar que lleguemos al día de las elecciones. Todos sabemos que eso hace parte de un plan orquestado… contra nuestra patria y para ir contra la reelección y el triunfo victorioso que alcanzaremos este 20 de mayo con nuestro presidente Nicolás Maduro”, expresó.

Ese martes, luego de percatarse del cierre de Alimentos Kellogg S.A., el mandatario Nicolás Maduro dio instrucciones para que a los trabajadores y a las trabajadoras se les apoye en materia legal y logística, para que continúen produciendo y anticipó que iniciará acciones judiciales para que los dueños y accionistas paguen ante los tribunales y la justicia.

En alusión al cierre, ocurrido poco después del incremento salarial más reciente en Venezuela, Gerardo Molina, agregó: “Así sabíamos que iba a ocurrir y el presidente Nicolás Maduro lo que hace es lo que siempre ha hecho la revolución y él como Jefe de Estado se pone del lado del pueblo trabajador, desconociendo una acción írrita que es ilegal que además tiene toda la caracterización de una decisión completamente política”.

Este pueblo – continuó Molina- ha decidido avanzar, nosotros tenemos una enseñanza que nos dejó nuestro presidente Chávez, de que solo por la vía democrática, podemos avanzar en revolución.

Gerardo Molina dijo que no sorprende que medidas así se emprendan en intentos de generar un clima de desestabilización, de alteración del orden, de malestar y de ingobernabilidad, para incitar en diversos países más daño contra Venezuela, en la que el Estado, a diferencia de lo planteado, no es fallido, ni dictatorial, ni forajido.

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.