Descubre cómo limpiar tu acuario sin lastimar a tus peces

Tips

Descubre cómo limpiar tu acuario sin lastimar a tus peces

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
Animales.com

Limpiar una pecera o acuario, resulta muy delicado, porque son muchos los pasos a seguir para que estos animalitos sobrevivan y no mueran en el intento de tener una ambiente limpio.

El acuario no se limpia con agua y jabón, de hecho los productos limpiadores son muy tóxicos para los peces. Lo que se hace es cambiar el agua, por ejemplo, cada dos semanas, en este caso cambiaríamos un 10%-20% del agua.

Para extraer el agua del acuario puedes usar un sifón. Es un artilugio muy básico y lo podrás encontrar en cualquier tienda de animales. También ayuda a limpiar el sustrato.

El agua nueva que introduzcas no puede estar más fría que la del acuario o de lo contrario los peces podrían enfermar. Puedes usar agua del grifo pero dejando que repose en un recipiente al menos media hora.

No eches de golpe el agua nueva en el acuario. Ve poco a poco para no estresar a los peces ni remover el sustrato. Puedes hacerlo con la luz apagada para que los animales estén más tranquilos.

Antes de echar el agua nueva al acuario, trátala con un declorador para que elimine el cloro y los metales pesados presentes en ella.

Cuando se extrae agua del acuario, se elimina un buen número de bacterias nitrificantes por lo que se recomienda compensar la pérdida con bacterias que puedes comprar en una tienda de animales.

Para limpiar las algas que se acumulan, hazte con un raspador limpia algas para el cristal del acuario.
 
Jamás limpies los objetos decorativos del acuario con detergente o jabón, hazlo con agua y un 10% de lejía y luego enjuágalos bien con agua. Déjalos secar al aire libre.
 
No esperes a limpiar el acuario y si ves comida u hojitas flotando, retíralos cuanto antes.En la parte inferior del acuario se esconden residuos mezclados con la gravilla que hay que eliminar. Para ello, usa un sifón, que removerá los desechos y los absorberá.
 
El filtro también tienes que limpiarlo, cada quince días está bien. Eso sí, no lo hagas a la vez que limpias el acuario. Sigue las instrucciones del fabricante pero básicamente se trata de aclarar un poco el filtro, solo quitando el exceso de suciedad para no eliminar por completo las bacterias que lo pueblan. Aprovecha el momento para cambiar la turba y el carbón activo.

Categoria:

Dejanos un comentario