Del Mayo Francés al “puputov”

Artículo

Del Mayo Francés al “puputov”

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Periodista venezolano Roberto Malaver (Foto: Archivo)
Yvke Mundial/UN/Roberto Malaver

Me dice que está “prohibido prohibir” y toma asiento. Busca en su cartera Prada y saca un libro pequeño donde se puede leer: La imaginación al poder. París. Mayo 1968. Cinthya Machado Zuloaga toma la palabra: “Ahora se están cumpliendo 49 años del mayo de 1968, en París. Y escucha lo que decía Jean Paul Sartre: “En pocos días, sin que ninguna orden de huelga general fuera lanzada, Francia se encontró paralizada por los paros y las ocupaciones de fábricas. Todo a consecuencia de que los estudiantes se hicieron dueños de la calle en El Barrio Latino”.

Se detiene y sigue mirando el libro y vuelve a decir. “Y escucha lo que le decía Daniel Cohn Bendit -El Rojo- a Jean Paul Sartre, en pleno mayo 68: “De todas maneras no creo que la revolución sea posible de un día para otro. Creo que solo será posible obtener mejoras sucesivas, más o menos importantes, pero estas mejoras no podrán ser impuestas sino por acciones revolucionarias”.

¿Te das cuenta? Un diálogo entre grandes. En cambio aquí, en las manifestaciones de la oposición, uno no sabe qué dicen, porque lo que hacen es quemar, destrozar y asesinar, y después echarle el muerto al gobierno”.

El mesonero llega y ve que Cinthya está muy interesada en el tema. Coloca las dos tazas de café, y antes de marcharse, dice: “No la voy a molestar, mi reina”. Y se marcha pacíficamente con la mirada encendida.

Y dice Cinthya: “Hoy, 49 años después, uno recuerda las consignas del Mayo Francés: Dios, sospecho que eres un intelectual de izquierda. Decreto el estado de felicidad permanente. Prohibido prohibir. La libertad comienza por una prohibición. No me liberen, yo me basto para eso. Tomemos en serio la revolución, pero no nos tomemos en serio nosotros mismos. La imaginación toma el poder. En los exámenes responda con preguntas. Viola tu Alma Mater. Y hay muchas más. En cambio el mayo que estamos viviendo en Venezuela con esta oposición, solo nos está dejando quemas, destrozos, asesinatos, y las bombas puputov. ¡Qué pena con el mayo francés!”.

El mesonero vuelve y le dice a Cinthya: “Se le olvidó una frase del mayo francés que escuché por allí, mi reina: Un pensamiento que se estanca es un pensamiento que se pudre”. “Claro, por eso las bombas puputov. Se les pudrió el pensamiento”, dijo Cinthya.
@RobertoMalaver

Etiquetas:

Categoria:

Dejanos un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si es o no un visitante humano y para evitar envíos automatizados de spam.