Cancillería rusa advierte contra nueva escalada de tensión en Bolivia

En la vocería de María Zajárova

Cancillería rusa advierte contra nueva escalada de tensión en Bolivia

Versión para impresiónSend by emailPDF version
Foto: Archivo
YVKE Mundial/Sputniknews

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, advirtió sobre el riesgo de una nueva escalada de tensión en Bolivia.

"Se mantiene el riesgo de una nueva escalada de tensión, esto causa preocupación, tanto como el peligro de volver a una práctica arriesgada de uso de las Fuerzas Armadas para sofocar manifestaciones pacíficas", dijo Zajárova.

La diplomática recordó que "hoy expiró formalmente el mandato del jefe de Estado y la legislatura anteriores" y que "para llenar el vacío legal, que fue provocado por la anulación de los resultados de la votación el 20 de octubre, la Corte Constitucional del país decidió prolongar el mandato de la presidenta transitoria y los parlamentarios hasta que asuman quienes resulten elegidos en las nuevas elecciones generales" del 3 de mayo próximo.

"Respetando la soberanía de Bolivia, la parte rusa no comenta esta decisión; al mismo tiempo, no podemos no destacar que una parte cuantiosa de la población que está en oposición al poder actual, la considera ambigua, como mínimo", dijo.

Zajárova subrayó que en Moscú consideran que "solo con formar lo más pronto posible los organismos legítimos del poder tras la votación democrática y transparente con la participación de todas las fuerzas políticas, sin discriminación alguna, será posible conseguir que el país regrese a la vida normal".

"Consideramos que es inadmisible intervención alguna de Estados extranjeros en el proceso electoral", dijo.

Bolivia está envuelta en una crisis política desde el pasado 10 de noviembre, cuando el presidente Evo Morales renunció a su cargo, presionado por la cúpula de las Fuerzas Armadas y la policía y luego de varias semanas de protestas de grupos violentos de la oposición por un presunto fraude electoral en los comicios del 20 de octubre.

Después de que Morales fuera asilado por México, la senadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta sin pasar por los procedimientos legislativos previstos en unas sesiones del Parlamento que no tuvieron el quorum requerido.

El 20 de enero, el Legislativo aceptó oficialmente la renuncia de Morales, que de momento se encuentra asilado en Argentina. 

Categoria:

Dejanos un comentario